INMARE y AQUASPACE son dos de una serie de proyectos del programa Horizonte 2020 iniciados recientemente, centrados en la investigación del Atlántico y presentados en el congreso dedicado a este océano que tuvo lugar el pasado mes en Bruselas.

En mayo de 2013, la Unión Europea, Canadá y Estados Unidos firmaron la Declaración de Galway sobre cooperación en el Océano Atlántico, con la que se formalizó el nacimiento de una alianza sobre investigación internacional en el Atlántico. Uno de los objetivos de esta declaración es desarrollar el conocimiento acerca del Océano Atlántico y sus sistemas dinámicos mediante la convergencia de las iniciativas de observación marítima, lo que mejorará la vida marina y la administración de los recursos del océano e impulsará una gestión sostenible. Recientemente se ha puesto en marcha una serie de proyectos en el marco del programa Horizonte 2020 que contribuirán, de distintas formas, a alcanzar los objetivos de la Declaración de Galway. INMARE y AQUASPACE estuvieron entre los presentados en el congreso del mes pasado «El Atlántico, nuestro recurso compartido: hacer realidad la visión de futuro».

INMARE

El entorno marino atesora una amplísima diversidad biológica y una diversidad de sustancias químicas y bioactivas igualmente extensa. Sin embargo, una gran parte de este tesoro está aún por descubrir. Un área en concreto que permanece prácticamente inexplorada es la de los recursos microbiológicos submarinos. Es precisamente este campo de conocimiento el que se pretende estudiar por medio del proyecto iniciado recientemente INMARE (Industrial Applications of Marine Enzymes: Innovative screening and expression platforms to discover and use the functional protein diversity from the sea).

El encargado de presentar INMARE en el congreso sobre el Atlántico fue Jan-Bart Calewaert, de la empresa SeaScape UK. El Sr. Calewaert explicó que el equipo del proyecto trabajará codo con codo durante los próximos cuatro años para explorar la riqueza de recursos genéticos microbianos que ofrece el Atlántico. Este proyecto, iniciado a principios de abril y coordinado por el profesor Peter Golyshin de la Universidad de Bangor en el Reino Unido, tendrá por objetivo simplificar el proceso de descubrimiento de enzimas; una de las técnicas a emplear consistirá en investigar los principales cuellos de botella que se suceden a lo largo de la cadena de valor. Se espera que el trabajo que se lleve a cabo en el marco del proyecto INMARE permita confeccionar colecciones de enzimas marinos con una elevada proporción de enzimas polivalentes que se puedan utilizar en un abanico muy diverso de aplicaciones.

Los miembros del consorcio están preparados para afrontar el desafío; cada organización participante es líder de mercado en los procesos de producción de enzimas y biocatálisis diseñados para suministrar de forma eficiente productos farmacéuticos más seguros o productos agrícolas o biológicos (biopolímeros) más económicos. En conjunto, los socios del proyecto ya poseen un extenso número de genotecas, así como herramientas e instalaciones de última generación que pueden usar para extraer material genético y expresar (además de analizar o secuenciar) genes.

El Océano Atlántico no conoce fronteras, por lo que un valor añadido especial, según el Sr. Calewaert, lo aporta el carácter internacional del equipo. Entre los miembros de éste no pertenecientes a la Unión Europea se encuentran la Universidad de Toronto, de Canadá, Uni Research y la Universidad de Bergen, de Noruega, e INOFEA y la Universidad de Ciencias y Artes Aplicadas del noroeste de Suiza, FHNW.

Pronto habrá más información disponible sobre el proyecto INMARE en este sitio web: http://www.inmare.eu.

AQUASPACE

Podría resultar sorprendente saber que la pesca ya no suministra la mayoría del pescado que comemos, sino que este proviene de la acuicultura. ¿Cómo y dónde encaja mejor esta actividad en expansión en nuestros mares y lagos de agua dulce? El proyecto AQUASPACE (Ecosystem Approach to making Space for Aquaculture), presentado por el profesor Kenny Black, del Instituto Marino de Escocia, en el Reino Unido, y por el profesor Jon Grant, de la Universidad Dalhousie, en Canadá, discurrirá durante los próximos tres años para ahondar en esta cuestión.

El objetivo primordial del proyecto AQUASPACE es ampliar los espacios de agua de alta calidad para la acuicultura mediante la adopción del enfoque ecosistémico de la acuicultura (Ecosystem Approach to Aquaculture, EAA) y la planificación espacial marítima (Marine Spatial Planning, MSP). En última instancia, se espera que la búsqueda de este objetivo se traduzca en un aumento de la seguridad alimentaria y en la creación de nuevas oportunidades de empleo impulsada por el crecimiento económico.

El equipo del proyecto AQUASPACE, compuesto por veintiún socios, adoptará una metodología basada en los estudios de casos en distintos centros de producción situados en Europa, Norteamérica, Australia y China para desarrollar una serie de herramientas que posibilitarán la implantación efectiva de EAA y MSP en beneficio del sector acuícola. Un aspecto importante del proyecto será su especial énfasis en la coproducción de conocimientos, meta que se logrará al trabajar en estrecha colaboración con la industria de la acuicultura, los responsables y planificadores de actividades costeras y otras partes interesadas. Durante su intervención en el congreso, el profesor Black señaló que «se preguntará a la gente lo que quiere y lo que necesita; no vamos a decir a nadie qué es lo que le hace falta. Contaremos con un grupo de consulta a usuarios compuesto por representantes del sector y de la administración pública, y se propiciará un intenso intercambio de información a través de los estudios de casos».

El profesor Grant añadió que AQUASPACE tratará de dar respuesta a cuestiones que resultan acuciantes para científicos y planificadores, tales como: ¿Qué clase de herramientas científicas se pueden usar en la planificación espacial? ¿Cómo se puede gestionar la acuicultura para asegurar su sostenibilidad en un ecosistema?

Para más información, consulte:

AQUASPACE
http://www.aquaspace-h2020.eu/

Fuente: CORDIS