Canberra, Australia.- La economía azul tiene un enorme potencial sólo si protegemos nuestros océanos. Desde ayer, los científicos, ingenieros, innovadores, diseñadores, especialistas pesqueros, expertos en desarrollo, conservacionistas, tecnólogos y premios Nobel se unirán para crear soluciones transformadoras para repensar la acuicultura en la región del océano Índico.

El innovationXchange en el Department of Foreign Affairs and Trade (DFAT) de Australia esta lanzando una alianza global, en colaboración con Conservation X Labs, SecondMuse, NineSigma, y World Wildlife Fund (WWF), para plantear nuevas soluciones y repensar el futuro de la acuicultura, particularmente en tres áreas: repensar el uso de piensos en la acuicultura; resideñar los sistemas acuícolas; y crear nuevos productos, para mejorar la seguridad alimentaria e incrementar la sustentabilidad.

Como primer paso en esta sociedad, que agrupa a actores del desarrollo, innovación tecnológica y ciencia de la conservación, la Alianza lanzará el Blue Economy Challenge, para ayudar a crear un “Revolución Azul” para la acuicultura que pueda transformar la seguridad alimentaria y la sustentabilidad ecológica para nuestros océanos.

A través de Blue Economy Challenge, la Alianza buscará en todo el mundo por nuevos enfoques para la acuicultura para promover economías, mejorar las vidas de las personas en desventaja en las economías en desarrollo de la región del océano Índico, y alcance impactos ambientales y sociales positivos, de conformidad con los objetivos de desarrollo sostenible.

La industria acuícola es un productor vital en el mercado mundial de pescado, que representa casi la mitad de pescado que consumimos. Sin embargo, muchas prácticas acuícolas son ambiental y económicamente insostenibles. Estas prácticas degradan los suelos y hábitats marinos, incrementan el riesgo de introducir o diseminar especies invasora y patógenos, y de contaminar los ecosistemas que los rodean. El 90% de los productores acuícolas están localizados en países en desarrollo, donde la falta de acceso a las actuales tecnologías, junto con la débil regulación, son barreras para el cambio.

Mayor información en: http://www.theblueeconomychallenge.org/