EEUU.- La edición de la revista Hatchery Feed, volumen 5, incluye artículos relacionados con el cuidado y alimentación de los reproductores de bivalvos; las técnicas exitosas para la gestión y desove de reproductores de Pacific Black Snook; la susceptibilidad de Litopenaeus vannamei a bajas dosis de las micotoxinas; la importancia de la bioseguridad en la alimentación de los reproductores; y las microalgas ricas en ácidos grasos omega-3 como alimento para los rotíferos.

¿Están rindiendo bien sus reproductores?

Especialistas de BioMar Hellenic destacan que una apropiada nutrición y gestión de los reproductores es crucial, aun cuando es un factor sobre-estimado en el cultivo de lubina y dorada en el Mediterráneo. Ellos resaltan y reflejan las prácticas en la gestión y nutrición de los reproductores con la finalidad de incrementar la eficiencia de este segmento en particular.

“La calidad de los huevos significativamente afecta los resultados de producción esperados del hatchery. La alta calidad de los huevos es un pre-requisito esencial para evitar los problemas con deformidades, supervivencia larval en los primeros 15 días después de la eclosión y muchos otros” reportan los autores del artículo.

Cuidado y alimentación de reproductores de bivalvos

Eric Henry, científico en Reed Mariculture Inc., elaboró una sinopsis de las prácticas de acondicionamiento de reproductores. Ellos describen los criterios genéticos para la selección de los reproductores; el ambiente físico del hatchery; y el abastecimiento de alimento para los reproductores.

Camarón marino susceptible a bajas dosis de micotoxinas

La preocupación por los problemas relacionados con las micotoxinas en la acuicultura se han incrementado debido a que los productores de piensos reconocen la importancia de las micotoxinas y su impacto potencialmente negativo. Científicos de BIOMIN informaron que según los datos de la encuesta del año 2016, los piensos de camarón muestreados en el Sudeste de Asia tiene un promedio de cuatro micotoxinas por muestra. “Las muestras estuvieron contaminadas principalmente por micotoxina zearalenona del Fusarium (ZEN), desoxinivalenol (DON) y fumonisinas (FB) y 15AcDON” reportaron.

Ellos destacan que en general los niveles de micotoxinas hallados en el 2016 en los piensos del camarón fueron ligeramente menores para ZEN y FUM cuando se comparan con la contaminación de las mismas micotoxinas halladas en el 2014, para la misma región. “En el caso de DON, la contaminación hallada en el 2016 es mucho más alto que la contaminación encontrada en el año 2014” informaron.

Los científicos realizaron pruebas de alimentación para determinar la sensibilidad del camarón vannamei a las micotoxinas de Fusarium, y destacan que la producción comercial del camarón puede ser impactada por los niveles de DON y FUM. “Bajos niveles de FUM (0.6 ppm) y DON (0.5 ppm), solo o combinado mostró un impacto negativo claro en el rendimiento de crecimiento de Litopenaeus vannamei” dijeron.

Ellos destacan que sus resultados confirman que Litopenaeus vannamei es sensible a DON y FUM a niveles normalmente encontrado en los piensos comerciales para el camarón.

Puede descargar la Hatchery Feed, Vol 5 issu 2, 2017 aquí.