Portugal.- Investigadores del Centro de Ciências do Mar (CCMAR) da Universidade do Algarve (UAlg) descubrieron que los peces usan señales químicas en la orina para resolver disputas y excitar a los rivales.

Los animales sociales usan la agresión para incrementar su acceso a alimentos, territorios, reproducción y otros recursos, y para ascender en la jerarquía social. En los machos, el dominio social estimula la espermatogénesis, mientras que los subordinados generalmente inhiben la reproducción.

En estudio, realizado en la tilapia de Mozambique (Oreochromis mossambicus), concluye que estos peces usan señales químicas para reducir la violencia en los combates, excitando a los rivales, debido a que los machos, al oler la orina de los dominantes, aumentan sus hormonas sexuales, destaca el comunicado difundido por CCMAR.

El estudio fue desarrollado en esta especie de la familia de los cíclidos, “conocida por el uso que los machos hacen de la orina a fin de estimular a las hembras y demostrar su dominio en relación a otro machos, orinando incluso en sus caras”.

A pesar de que los científicos conocen que muchas especies usan la comunicación química en sus interacciones sociales, las conclusiones de este estudio van más allá y refiere a que las tilapias machos “también usan estas señales para reducir la violencia en los combates” y usan la orina “para excitar sexualmente a sus rivales”.

La técnica utilizada por los investigadores consistió en usar un espejo para simular intrusiones territoriales, debido a que los peces no reconocen su propia imagen, y los científicos comprobaron que reaccionaron “con ataques de violencia creciente contra el espejo”.

“El uso de señales de orina para reducir la agresión podría ser un mecanismo adaptativo para resolver las disputas y evitar los costos de las peleas” concluyen los investigadores. 

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.