La Sliammon First Nation, cerca del río Powell, ha recurrido a la Corte Suprema de Columbia Británica, en un intento para detener la creación de granjas de almejas geoducks, en sus tradicionales zonas de extracción de mariscos.

 

De acuerdo al presidente Walter Paul, las granjas podrían dañar proceso de 13 años que esta cerca de culminar, entre el grupo y los gobiernos provincial y federal.

El Ministro de Agricultura otorgo una licencia para una granja de almeja geoduck a la Underwater Harvesters Association en enero, para un área de 25.5 ha, al sur de la isla Hernando.

El ministro también aprobó la tenencia de otras dos granjas, cerca de la isla Savary, para Fan Seafood y Manatee Holdings.

Ambas islas están en la parte norte del estrecho de Georgia, al este del río Campbell-

Geoducks son las almejas más grandes e indígenas de las aguas costeras de Columbia Británica. Ellos usualmente se cosechan cuando alcanzan cerca de un metro de diámetro, después de 8 a 10 años de cultivo.

En un pedido en Victoria, la Sliammon solicito a la corte, detener la acción del gobierno, debido a que ellos no fueron legalmente consultados.

El abogado del grupo, Murray Brown de Woodward & Co., dijo que Sliammon también quiere que la corte enmiende los acuerdos realizados.