Camiguin. Veinte minutos antes del medio día del 10 de abril, la tranquilidad del lago Taguines en Benoni, Mahinog, fue rota por movimientos violentos de persecución y chapoteo de los peces mantenidos en las jaulas flotantes.

 

La conmoción fue la responsable del desove de cientos de huevos de milkfish en la Bureau of Fisheries and Aquatic Resources 10 (BFAR-10) del lago Taguines.

Los huevos de diámetro promedio de 1.2 mm, son transparentes y fueron desovados por hembras de siete años de edad, en jaulas flotantes que miden 10 m por lado y 3 m de profundidad.

Los reproductores, monitoreados por los profesionales de la BFAR; forman parte del programa regional para el Milkfish, dirigido por el Director Regional de la BFAR-10, Arlene B. Pantanosas.

El objetivo del programa es asegurar el crecimiento sostenible de la industria del milkfish en la región, mediante la provisión de tecnología para las operaciones de crianza de alevinos, juveniles y engorde, además de operaciones de post cosecha.

Los huevos obtenidos, serán eclosionados y las larvas criadas en un hatchery multi-especies de peces en Manguyod, Sagay; a 20 minutos del lugar del desove.

El hatchery tiene como meta la producción de 2 millones de alevinos por mes. Luego los alevinos producidos serán comercializados en la Región 10 y también en las regiones vecinas como Caraga y Western Mindanao.