Cochabamba (El Diario). Desde el 2006 arranco en el departamento el Proyecto de Conservación y Manejo de Recursos Pesqueros del Departamento, dirigido por el Servicio Departamental Agropecuario y Ganadero (Sedag) y hasta la fecha son alrededor de 350 a 450 las familias involucradas en la pesca y producción de peces.

 

El proyecto se inició el 2005 con la etapa de pre estudio y fue el 2006 que se puso en acción. El proyecto según el director del Sedag, Gino Catacora, tiene los alcances de hacer un diagnóstico piscícola de recursos pesqueros a nivel departamental, inventarios por lagunas tanto de la zona andina como del trópico.

Concluida esa etapa, el proyecto presenta a los agricultores planes de manejo para la explotación pesquera en lagunas o ríos del departamento de una manera sostenible y responsable, evitando la excesiva depredación de este recurso natural.

El proyecto arrancado el 2006, ahora se encuentra en el segundo año de trabajo. Durante la fase inicial se hicieron los diagnósticos de zona andina, esto quiere decir a los cuerpos de agua de zona andina, que incluye las lagunas de Vacas, Colomi y de Angostura principalmente y unir los diagnósticos ya elaborados de recursos piscícolas en la zona del trópico, especialmente de los ríos Ichilo y Chapare, donde se tiene los principales puertos.

Concluidos los diagnósticos todas las asociaciones y sindicatos de pescadores, que existen en ambas zonas geográficas están siendo atendidas y trabajando conjuntamente con este proyecto.

El proyecto en su primera etapa realiza un diagnóstico y un monitoreo permanente a este tipo de explotación y segundo la declaratoria de vedas cuando corresponda suspender o suprimir la pesca en forma técnica y en forma concertada con los agricultores, el tercero es encontrar alternativas en su manejo de explotación entre las cuales más allá de solamente del recurso pesquero se propone la actividad piscícola, como una actividad de crianza de peses.

Esta tercera opción se está enfocando en un segundo proyecto, que vendría a ser implementado a partir de este año, como complemento y solución a la explotación desmesurada de los recursos piscícolas en las zonas donde se trabaja con el programa.
En el departamento, según Catacora, existe una biodiversidad importante en los cuerpos de agua, en la zona andina las especies más importantes son la Carpa, Pejerrey, el Blanquillo, la Trucha y otras también de orden nativo, en la zona del trópico la biodiversidad es mucho más grande, existen especies desde los más comerciales, como son el Pacú, el Suruví, pero también otra gran cantidad de peces de los cuales se han hecho un sondeo apropiado.

De acuerdo a Catacora, en todos los cuerpos principales de agua, de las zonas donde trabaja el proyecto, las asociaciones de pesca están permanentemente relacionados con el plan y con el Sedag.

En los cuerpos pequeños que son lagunas los sindicatos agrarios que trabajan en la zona, están relacionadas de tal manera que inclusive se puedan hacer siembra de levites y puedan manejar sus pequeños cuerpos de agua de una manera sostenible y técnica.

Estaríamos hablando de 350 a 450 familias que están relacionadas con la piscicultura o con la pesca extractiva en forma regular y muchas otras familias que están indirectamente relacionadas con la actividad piscícola.

En la zona del trópico se tiene dos asociaciones de pesca muy importante que trabajan en Puerto Villarruel y una nueva que esta trabajando en Puerto Chapare y Puerto San Francisco con las que incluso se hacen Feria de Pesca y de pescado y otras actividades de la cadena extractiva como el refrigerado, envasado, empaque y comercialización.

Fuente: http://www.eldiario.net