Tenerife (El Día). La acuicultura canaria está poniendo las bases para dar valor añadido a su producción y, además, avanza en la exportación hacia nuevos mercados como son Reino Unido, Alemania y Francia, junto con los ya habituales de Estados Unidos y Canadá.

 

La directora comercial de Doradas y Lubinas Canarias (Dylcan), Marta Domínguez, aseguró, en declaraciones a EL DÍA, que "evidentemente, el futuro de las pescaderías pasa por productos procesados y con valores añadidos". Dylcan está estudiando "cualquier tipo de elaborados, ya sean en filetes, viscerados, congelados o empaquetados. Está en estudio y entendemos que tenemos que dar los pasos muy certeramente y despacio, pero está claro que el futuro del pescado pasará por ahí".

En su opinión, "la pesca tradicional tal y como la hemos conocido está cayendo en volúmenes de manera estrepitosa, la demanda de pescado se mantiene y hay que completarla. Es ahí donde la acuicultura está haciendo un gran trabajo para completar esta demanda en todo el mundo".

Nuevas especies
Dylcan cerró 2006 por encima de 4.000 toneladas de producción y piensa concluir 2007 con más de 6.000 toneladas. Para 2008 tiene previsto un crecimiento del 25%.

"Actualmente trabajamos con dorada y lubina, que son las dos especies con las que iniciamos nuestra actividad y, ahora, hemos añadido el lenguado. En estos momentos, se trata de una prueba experimental, pero está dando muy buenos resultados y la intención es seguir con él. También estamos pensando en otras especies como el medregal y el bocinegro".

Domínguez destaca que el pescado de acuicultura de Canarias se "distingue por su calidad y ésta no sólo se ve en la frescura del propio pescado, sino en la textura del mismo. Hemos conseguido diferenciar el pescado isleño y su buen nivel también viene dado por la calidad de las aguas y las temperaturas de las que disfrutamos. Actualmente, estamos exportando a Estados Unidos y Canadá y nuestro pescado está totalmente diferenciado con una calidad superior".

La representante de Dylcan asegura que "en Tenerife se localiza el mayor grupo de granjas de nuestro grupo, donde además hay una sala de empaquetado en Las Chafiras y se está terminando de construir una más grande".

En su opinión, "son necesarias nuevas concesiones. En la acuicultura hablamos de economías de escala, hay que tener un volumen importante de negocio para ser competitivo y, evidentemente, Canarias necesita más cantidad de producción para ser competitiva en toda Europa. Nosotros hemos pedido más concesiones y se está trabajando en ello".

Respecto a la Seafood dijo que la feria de Bruselas se ha convertido "en la reunión del mundo del pescado mundial. No sólo nos sirve para contactar con potenciales clientes europeos, sino también para reunirnos con los clientes nacionales. Es una forma de concentrar reuniones de trabajo".

Mientras tanto, para el director gerente de Acuicultura Marina de Canarias (Acuimarca), Sergio Muñoz, "el futuro de la pesca en Canarias para por la acuicultura. De hecho, ya hay muchas personas que vivimos de esta actividad. Además, con las dificultades que hay ahora mismo en el mercado de explotación de la pesca extractiva, está claro que se trata de una alternativa viable".

"Un total de catorce empresas componen la comercializadora Acuimarca y todas menos una están ubicadas en Tenerife. Nuestra nave industrial está en el Polígono de Granadilla, la nave de transformados para la manipulación del pescado fresco y a mitad del presente año esperamos arrancar con la planta de procesados congelados. O sea, vamos a elaborar productos de acuicultura con el formato de congelados", argumentó.

Muñoz dijo que en 2006 contabilizaron cerca de 4.000 toneladas de pescado; un 80% de doradas y el resto de lubinas. En 2007 esperan aumentar un 5%, "ya que estamos sentando las bases para darle valor añadido al pescado, que es por donde va el futuro. En breve, podremos ofrecer el producto entero congelado, escamado, sin cabeza ni tripas o en filetes". El representante de Acuimarca reconoció que "por supuesto que nos interesa tener nuevas referencias y hay trabajos avanzados con el abadejo y el medregal, que tienen un gran interés comercial, ya que el mercado lo aceptaría muy favorablemente".

"Los volúmenes que Canarias está alcanzando con la producción del pescado de acuicultura pasan por ser más que interesantes.
Si continúa el apoyo de todas las instituciones, contamos con los medios naturales y humanos para desbancar al resto de las comunidades españolas en esta actividad. Ninguna autonomía tiene nuestras condiciones tan ideales para esta actividad. Éste es el pescado que lleva más exhaustivos controles y, por tanto, el que el consumidor con mayor tranquilidad se lo puede llevar a su casa", concluyó.

Fuente: http://www.eldia.es