Por: Naomi Mapstone y Javier Blas.
El precio de la harina de pescado, insumo clave para los piensos clave del salmón y  camarón, ha aumentado a un máximo histórico después que un terremoto acabó con las plantas de transformación en Chile, el segundo exportador más grande del mundo de la mercancía, este año.

El golpe llega cuando la industria se enfrenta a una disminución del suministro causada por el fenómeno meteorológico El Niño, que está afectando a las capturas de peces en Perú, el mayor exportador mundial de harina de pescado.

La interrupción de la producción llega en medio de un crecimiento de dos dígitos en la producción acuícola mundial debido a la rápida expansión de la industria en China. De acuerdo con las FAO, la acuicultura supone casi el 40% del pescado para el consumo humano, por encima del 6,5% en 1980.

La industria de harina de pescado transforma las capturas de peces como el arenque, las sardinas y las anchoas en harina para consumo animal. La FAO estima que un tercio de los peces capturados en todo el mundo en los últimos años se ha convertido en productos de alimentación animal.

El costo de la harina de pescado de referencia aumentó la semana pasada a un récord de 1.937 dólares la tonelada,  debido a la fuerte demanda, junto con las interrupciones del suministro.

"La crisis financiera mundial registró una caída importante de precios", dijo José Sarmiento Madueño, presidente del comité de productores de harina de pescado de Perú. "A finales de 2008 y principios de 2009 estábamos empezando a recuperarnos. Y terremoto ha impulsado los precios desde entonces... el más alto de la historia", dijo al Financial Times.

La industria está proyectando una reducción en las capturas en Perú, el mayor exportador mundial de harina de pescado superior, debido a las preocupaciones sobre el impacto de El Niño.

"Un fenómeno de El Niño fuerte puede causar una caída espectacular del número de anchoveta", dijo Sarmiento Madueño. "La última fue en 1998, cuando se registró un 80% de disminución en las poblaciones de peces." Pero los meteorólogos dicen que El Niño se está disipando.

El incremento en los precios de la  harina de pescado están empujando el mercado de harina de soya, a pesar que se proyecta una cosecha grande de soya.

Fuente: Financial Times