(Prensa Libre). En dos estanques artesanales ubicados en el perímetro del centro de estudios, estudiantes del Instituto Experimental Nacional de Retalhuleu trabajan un proyecto de engorde de pez tilapia.

 

Desde hace mes y medio, los estudiantes del establecimiento Carlos Arana Osorio iniciaron la excavación de la fosa donde construyeron los estanques, de los cuales uno tiene un metro de profundidad y 12 metros cúbicos, y un metro de profundidad y 25 metros cúbicos, el otro.

Luego los recubrieron con nailon y los llenaron de agua, la cual cambian semanalmente. “Después soltaron avelines o peces tilapias pequeños”, contó Fredy Cabrera, catedrático que dirige el proyecto junto a su colega Saúl López Solórzano.

Sólo engorde

“No es un tanque de crianza, sino sólo de engorde, ya que en el laboratorio nos vendieron alevines machos”, comentó Cabrera.

Explicó que el tilapia puede ser comercializado a los cuatro meses, con lo que podrán efectuar cuatro cosechas por año.
“Los estudiantes del primer grado básico del área de agronomía son los que están a cargo de este proyecto”, manifestó.

El proyecto busca promover entre los educandos la idea de que pueden construir tanques en sus casas para criar y engordar peces. Dijo que en un estanque rústico de dos metros cuadrados se puede tener más de 20 de este tipo de peces.

La inauguración del proyecto fue celebrada el pasado 20 de abril, en un acto en el que participó Azalia Castillo, directora departamental de Educación, quien prometió emprender la gestión para dotar de oxigenador al estanque.

Cabrera contó que, para los estudiantes de Agronomía de segundo básico, se tiene en proyecto la creación de un tortugario; mientras que para los de tercero, de un iguanario.

Asimismo, se tiene planificado la crianza y engorde de mojarra.

Financiamiento
El proyecto es costeado por el comité de finanzas del instituto y tuvo el apoyo de Salvador Lima, director del plantel educativo.

Fuente: http://www.prensalibre.com