Por: Carlos León Ramos.
BOFISH, www.acuaponia.com
El término Acuaponia se refiere a la integración de la Acuacultura (cultivo de especies acuáticas) y la Hidroponia (cultivo de plantas en sustratos inhertes ó “sin suelo”) en un mismo sistema en donde tanto los organismos acuáticos como los vegetales, se benefician en uno al otro.  Por un lado, los desechos de los peces sirven como nutrientes para el crecimiento de las plantas, y éstas a su vez, los absorben del agua permitiendo que ésta se encuentre disponible nuevamente para los peces, ya que de otra manera, serían tóxicos y no podrían subsistir sin recambio alguno.


En realidad, el proceso completo de acuaponia no se conforma de tan solo peces y plantas, sino que también existen microorganismos que interactúan en procesos de mineralización y nitrificación.  En este sistema, por lo general los peces son nutridos con alimento balanceado, el cual contiene básicamente proteínas y minerales.  El pez toma dicho alimento y convierte el nitrógeno de las proteínas en un desecho conocido como “nitrógeno amoniacal” el cual es tóxico a bajas concentraciones para los organismos acuáticos.  Tanto el nitrógeno amoniacal como otros desechos que se generan en el cultivo de los peces, son utilizados por las bacterias y convertidos en nutrientes disponibles para las plantas, básicamente “nitratos”.  Una vez formados los nitratos, las plantas los absorben a través de sus raíces y el agua vuelve nuevamente hacia las unidades de cultivo de los peces, y así el ciclo continúa indefinidamente.

 



La acuaponia en realidad es una actividad muy sencilla y fácil de practicar, ya que es como la naturaleza actúa.  Sin embargo, cuando se trata de emprender una granja a un nivel comercial, es importante entender los procesos que ocurren en el sistema para así hacer más eficiente la productividad, disminuir el riesgo y maximizar las ganancias.

Para llevar al cabo una instalación comercial de acuaponia, se debe tener un diseño específico donde cada uno de los organismos (peces, plantas y bacterias) se encuentre en sus condiciones óptimas de desarrollo.  En el caso de los peces, los parámetros de calidad de agua que se deben tomar en cuenta dependiendo de la especie seleccionada son: temperatura óptima, pH, oxígeno disuelto, tolerancia a compuestos nitrogenados, entre los más importantes.  En relación a las bacterias se debe tener presente que la luz del solar puede inhibirlas, la cantidad de oxígeno, temperatura y el pH. Y respecto a las plantas se debe considerar una temperatura ambiental mínima y máxima, humedad relativa, radiación solar, pH en el agua y nutrientes disueltos ó electro-conductividad.

En un sistema comercial, es necesario conocer la relación eficiente del organismo acuícola y de la planta, ya que determinado número de peces podrá alimentar una cantidad específica de plantas, ó viceversa, una número de plantas podrá filtran una cantidad específica de nutrientes para los peces.   Así mismo, se debe pensar en un programa de siembra y cosecha, tanto de un organismo como del otro, para no desequilibrar el sistema, ya que ambos tienen diferentes períodos de crecimiento.

La Acuaponia es un sistema de producción donde se aprovecha al máximo el agua, los desechos son aprovechados como nutrientes, el espacio es disminuido debido a las densidades en que se maneja, y la energía debe ser minimizada mediante la gravedad.  Así pues, es un sistema de recirculación sustentable para el ambiente, donde se obtienen productos de alto valor en el mercado debido a que son cultivados con nutrientes orgánicos y libres de químicos o pesticidas.