Los ingenieros están evaluando el Parque de Acuicultura Mote, para encontrar la ubicación más adecuada para un nuevo hatchery de peces, uno de los tres que la Florida Fish and Wildlife Conservation Commission planea operar en el estado.

Los planes iniciales incluyen la crianza de red drum en un sistema de recirculación. El objetivo de la investigación es determinar el mejor estadio en el cual el pez puede ser liberado a la naturaleza, con mayor probabilidad de sobrevivir.

El hatchery iniciara con el pez rojo, pero luego se incorporar trucha de mar y otros tipos de peces.

Luiz Barbieri, jefe de la sección Marine Fisheries Research de la comisión, esta planeando el uso de $2 millones para iniciar los trabajos en la red del hactheries de agua de mar, el indica que los peces de agua salada pueden ser criados en el continente, como parte de un proceso ambientalmente sensible.

Los peces criados serán liberados para incrementar las poblaciones en áreas costeras cercanas, la mayoría será liberados en los condados de Sarasota y Manatee. Otros lugares posibles para los hatcheries son bahía Tampa y Fort Pierce, a través de convenios de colaboración con la Southwest Florida Water Management District y la Harbor Branch Oceanographic Institution.