Bogotá. Como una medida para proteger los recursos pesqueros, el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder) ordenó desde esta semana vedas para peces ornamentales y de consumo en la Orinoquía colombiana y de bagre pintado o rayado en la cuenca del Magdalena.

La veda de peces ornamentales y de consumo en la Orinoquía se cumplirá hasta el 30 de mayo. Esta veda se extiende a los ríos Orinoco, Meta, Guaviare, Vichada y los tributarios de los mismos.

La veda del bagre pintado o rayado en la cuenca del Magdalena, que se extiende a los ríos Cauca y San Jorge, se cumplirá también a partir de esta semana hasta el 30 de mayo. Una segunda veda del bagre se llevará a cabo entre el 15 de septiembre y el 15 de octubre.

El incumpliendo a las medidas impuestas conlleva la imposición de sanciones administrativas y penales según el código penal de los delitos contra los recursos naturales.

La imposición de estas vedas es el resultado de la disminución paulatina de los recursos, por esta razón durante el lapso está prohibido el almacenamiento, comercialización y transporte, de toda clase de recursos pesqueros, tanto de consumo como de ornamentales.