Por Camillo Catarci (GLOBEFISH)
© FAO GLOBEFISH 2007
Traducción: Aquahoy

Tendencias generales.

La producción global de lubina europea de cultivo (Dicentrarchus labrax) y la dorada (Sparus aurata) se aproximo a 200 000 toneladas en el 2006. Las estadísticas provisionales reportan una producción de 87 000 a 104 000 toneladas de dorada y de 88 500 toneladas de lubina. Grecia permanece como el principal productos de ambas especies, seguido por Turquía, España y por Italia.

 

Hace diez años (1996), la producción mundial de lubina y dorada fue de 54 000 toneladas, de los cuales 33 000 toneladas fueron doradas y 21 000 toneladas de lubina. En este tiempo, la expansión de la industria de la acuicultura de lubina y dorada incremento el abastecimiento de peces criados, lo cual causo que los precios de ambas especies disminuyan.

En la actualidad, de acuerdo a los corresponsales de Globefish, los precios de lubina y dorada de cultivo están experimentando un ligero crecimiento, sobre todo entre los meses de enero y junio de cada año. De hecho, los precios se están incrementando para todas las categorías y la mayoría de las categorías de dorada. Sin embargo, a partir de junio, cuando las nuevas generaciones alcanzan la talla comercial, la demanda no es capaz de absorber todo el abastecimiento y los precios empiezan a disminuir nuevamente.

Italia: Importaciones y la producción domestica disminuyen

Las importaciones italiana de lubina y dorada disminuyeron en 3% en volumen y valor, entre el 2005 y el 2006. En el 2006, las importaciones italianas alcanzaron las 31 300 toneladas, equivalentes a €150.5 millones, esto hace de Italia uno de los principales importadores de lubina y dorada dentro de la UE. La distribución por especie es de 53% para la lubina europea y 47% para la dorada, mayormente S. aurata, pero también se incluye a Dentex spp. y Pagellus spp. Los principales países proveedores son Grecia y Turquía.

Italia cuenta con una larga tradición del cultivo de lubina y dorada, sin embargo, la producción italiana de lubina disminuyo de 12 200 t en el 2001 a 9 000 t en el 2006. Al mismo tiempo, la producción de lubina disminuyó de 10 500 t en el 2001 a 8 800 t en el 2066. Los productores italianos no pueden con el desafío impuesto por la internacionalización, por lo tanto permanece pequeña, fragmentada y en conflicto. Sin embargo, los peces de cultivo domésticos son un producto de buena calidad, y generalmente es más preferido que el pez importado.

España: importaciones disminuyen, producción domestica crece

Las importaciones española de lubina y dorada, de Grecia y Turquía, disminuyeron de 15 000 t en el 2004, equivalente a €70.2 millones, a 14 600 t en el 2006, equivalente a €67.4 millones.

La producción domestica de lubina y dorada creció entre 2001 (14 400 t) y 2006 (28 400 t). Este crecimiento rápido se alcanzó a través de la implementación de una serie de sociedades empresariales, fusiones y adquisiciones, entre los principales productores españoles y las empresas internacionales de alimentos marinos (Norwegian Marine Farms ASA y Greek Nireus). Se espera un crecimiento en el mercado.

Francia: Expectativas de un limitado crecimiento

Las importaciones francesas de lubina y dorada se incremento de 8 000 t, equivalente a €34.8 millones, en el 2004, a 9 400 t, equivalente a €41.4 millones en el 2006. Grecia es el país de origen del 60% de las importaciones francesa de lubina y dorada. Francia también tiene una producción domestica significativa de lubina (5 000 t estimados en el 2006) y una limitada producción de dorada (1 900 t estimadas en el 2006).

Otros mercados europeos

Las importaciones en los otros 27 países de la UE, excluyendo a Italia, Francia y España, se incremento de 9 600 t en el 2000 a 23 800 t en el 2006. Sin embargo, los países con un significativo consumo de lubina y dorada incluyen también a Portugal y el Reino Unido, seguido por Alemania y Grecia. Las exportaciones a Europa Central y del este están creciendo, aunque sus volúmenes globales son modestos. Sin embargo, es interesante seguir el desarrollo de estos mercados conforme mejora la economía de la región. Las exportaciones a los países europeos del norte están virtualmente en cero.

Perspectivas

La demanda de lubina y dorada en Italia parece que alcanzan su punto de saturación. El mercado francés tendrá un limitado crecimiento y en España el mercado domestico continuara creciendo, mientras que las importaciones están disminuyendo. En el resto de UE, el mercado para lubina y dorada permanece como un nicho, con algunas limitadas excepciones, como Portugal y el Reino Unido.

El caso español muestra que internacionalmente, los productores a gran escala podrían consolidar su presencia en mercados tradicionales, pero también incrementar su presencia en otros países a través de la implementación de sociedades comerciales con el propósito de fomentar la producción en estos lugares. Esto podría mejorar la estrategia especialmente en el sur de Europa, donde los alimentos producidos domésticamente son tradicionalmente preferidos a los productos importados.

Por otro lado, como el caso italiano mostró, los pequeños productores saldrían de escena. Ellos por consiguiente se concentran en invertir en la calidad y sostenibilidad de sus productos, por ejemplo, a través de etiquetado y la forma de convenios con cadenas de supermercados y restaurantes, en orden de alcanzar los nichos de consumidores, que se concentran en la calidad y en productos ambientalmente amigables.


Más información aquí .