Por: Valeria Criscione.
Nortrade, Norway.

En 1866, el biólogo marino noruego GO Sars hizo avances revolucionarios en la ciencia de la acuicultura con la primera eclosión artificial de bacalao. Sin embargo, el bacalao sigue siendo una de las especies de peces más difíciles de cultivar.


Los científicos noruegos en Nofima han encontrado nuevas formas de producir un bacalao más robusto y con potencial
financiero para los acuicultores.

Noruega comenzó el cultivo de peces usando la trucha arco iris. En estos días, la producción de salmón de piscifactoría
noruego domina la industria de la acuicultura y la trucha arco iris supera en casi diez veces. En 2008, las granjas noruegas
produjeron 742.976 toneladas peso vivo de salmón de piscifactoría en comparación con las 75.406 toneladas de trucha arco iris, de acuerdo con las Estadísticas de Noruega.

El bacalao ocupa el tercer lugar en la producción de cría en alrededor de 11.000 toneladas y aún tiene un largo camino por
recorrer antes de que llegue al nivel del salmón y de la trucha arco iris. Parte del problema con el cultivo de bacalao es que - como en la mayoría de las especies marinas - tiene larvas inmaduras sin estómago. Cuando eclosiona la larva del bacalao es muy pequeña y se alimentan al inicio de organismos vivos, antes de ser destetados en piensos formulados. El salmón y la trucha, por comparación, eclosionan en agua dulce y de mayor tamaño, se alimentan de piensos formulados desde el principio.

Reducción de las malformaciones
Una forma de incrementar la tasa de crecimiento en la etapa de cultivo es reducir las malformaciones en la fase de incubación. Una nueva investigación publicada en noviembre de 2009 por el INorwegian Institute of Food, Fisheries and Aquaculture Research (Nofima),  muestra una gran promesa de reducir la tasa de malformaciones en el bacalao y otras especies de piscifactoría y podría mejorar el bienestar de estos peces y los beneficios de la acuicultura.

"Cuesta lo mismo alimentar a un pez con malformaciones, pero se pierde alrededor de medio kilo", dijo Synnøve Helland, un científico de Nofima Marín. "El pescado sin malformaciones proporciona mejores ingresos para la industria, mientras que también es de gran importancia para el bienestar de los peces."

El estudio encontró que la mayoría de los defectos se producen en los primeros seis meses de vida del bacalao, también
conocido como alevinaje o la etapa de hatchery. Los científicos probaron 80 diferentes familias de bacalao. El estudio
encontró malformaciones en sólo 3% de los peces después de seis meses, muy por debajo del promedio de 20-70%.

La malformación más común que se encuentra en el bacalao es una ruptura en el eje del cuello. Estos se conocen como “stargazers”, debido a que la cabeza sobresale hacia arriba. Otros tipos son lordosis (curvatura hacia adentro de la
columna vertebral) y fusión de las vertebras. Una de las vías más importantes para evitar malformaciones fue la
optimización de la temperatura y velocidad del agua que fluye a través de los tanques.

"La temperatura óptima para el desarrollo normal pueden ser inferiores a las temperaturas que proporcionan el mayor
crecimiento", dijo Helland. "Nuestra receta permite al bacalao a crecer más lento en el primer par de meses, lo que da un
crecimiento más robusto. Esto compensará el crecimiento en el futuro. "

Estas y otras recomendaciones están incluidas en un manual sobre el control de malformaciones en la acuicultura de peces, lo
que equivale a una guía paso a paso para la industria, como parte del proyecto de investigación financiados por la UE. Ocho instituciones de investigación y 10 granjas de peces de toda Europa participaron en el proyecto, que fue coordinada por la Federación Europea de Productores de Acuicultura (FEAP). Nofima Marín fue responsable de la actividad científica.

Participación de la Industria
Profunda, un hatchery de la costa oeste de Noruega que produce juveniles de bacalao del Atlántico, participo en el proyecto
FineFish para encontrar cómo la empresa podría reducir la prevalencia de malformaciones en su producción y para entender más
sobre qué causa malformaciones en los peces de cultivo. Su participación dio lugar a un nuevo y amplio enfoque sobre los efectos de los tanques sobre los protocolos para las producciones de bacalao, en particular la necesidad de controlar la corriente de agua, según a Aquamedia, una fuente de información sobre acuicultura de la Federación Europea de Productores de Acuicultura. Este desarrollo dio como resultado que los conocimientos generados a partir de la producción de lubina y dorada eran también aplicable al bacalao.

"Tienes que tener el agua del tanque de cría en movimiento lento, de lo contrario se les induce a la lordosis, como se ha
demostrado para la lubina", dijo Helland.

Profunda se centró durante el período del proyecto sobre la circulación del agua y la aireación del agua que entrada para
crear un ambiente más tranquilo en los tanques de larvas y juveniles. La empresa hizo importantes inversiones para su
criaderos y como resultado ha conseguido disminuir la incidencia de la lordosis considerablemente, resultando en porcentajes mucho más bajos de juveniles con malformaciones, dijo Aquamedia.

Uno de las empresas líderes noruegas en el cultivo de bacalao es Atlantic Cod Farms. Con sede en Stadlandet, es una empresa de acuicultura integrada, que tiene ambiciones de convertirse en un líder mundial en el cultivo de bacalao. Esta en el proceso de asegurar una licencia para la producción de pescado de más de 21.000 toneladas y su objetivo es estar entre los principales productores de Noruega con el mayor volumen de licencias. Otra empresa es Cod Farmers, que fue la primera compañía productora de bacalao que cotizar en la Bolsa de Valores de Oslo el 19 de octubre de 2006 bajo el código de teletipo COD.

Noruega exportó NOK 275,5 millones de bacalao de cultivo en 2009, un 28% superior con respecto al año anterior, según el
Norwegian Seafood Export Council. El mayor mercado es Francia, que recibió más del 40% de las exportaciones totales. Las exportaciones de bacalao noruego fresco entero de cría aumentó de NOK 16,6 millones a 207,2 millones de coronas noruegas. Dinamarca y Suecia fueron los mercados más grandes, cada uno con una participación del 30% de las exportaciones totales.