Bruselas (Univisión). Los 27 se separaron la noche del lunes tras postergar hasta junio una decisión sobre planes de protección de la angula y el atún rojo, dos especies especialmente amenazadas que necesitan planes de acción urgentes, indicaron fuentes europeas.

 

El comisario europeo para pesca, Joe Borg, se declaró "decepcionado e inquieto por la falta de esfuerzos de los 27 para adoptar medidas urgentes que permitan reconstituir las reservas de las dos especies", indicó su portavoz.

Según fuentes europeas, no había técnicamente la noche del lunes un número suficiente de ministros europeos de Pesca presentes todavía en Bruselas para tomar decisiones por otra parte muy delicadas.

Los ministros europeos habían fracasado a la hora de encontrar un acuerdo sobre las anguilas en una primera reunión a mediados de abril. Este lunes, el último punto espinoso de este expediente, la repoblación de la reserva europea de angulas (bebé de la anguila) pasando por la acuicultura, no fue zanjado.

Las angulas se exportan a Asia, en especial a Japón y China, a precios que superan los mil euros el kilo.

Bruselas desea que un porcentaje determinado de capturas de angulas se vendan obligatoriamente en la UE para repoblar sus ríos.

Pero los pescadores de angula se oponen a esta medidas porque los precios practicados en la UE son muy inferiores a los asiáticos.

Por la situación geográfica de Francia y España, los pescadores especializados pescan esencialmente angula pequeña, la que entra en los estuarios. Cuando las angulas remontan el curso de los ríos, van creciendo.

Francia y España desean que el esfuerzo consentido en relación con la anguila joven se reparta entre las diferentes etapas de su evolución, con el fin de sean más los países que vendan angulas de sus ríos en Europa para destinarlas a la acuicultura, sin ceder a las sirenas de los mercados más lucrativos de Asia.

Otro capítulo importante del plan de restauración prevé que los pescadores dejen pasar al menos un 40% de anguilas adultas de los ríos, donde viven, al mar, donde se reproducen.

Según informes científicos realizados por la Comisión en 2005, la reserva de anguilas se sitúa a un nivel extremadamente bajo y la explotación comercial podría cesar de aquí a 2015 por falta de recursos.

Los ministros tampoco avalaron la noche del lunes un plan internacional de restauración de reservas de atún rojo en 15 años adoptado a finales de 2006 por la Comisión Internacional para la Conservación de Túnidos del Atlántico (CICTA), que reagrupa a 43 países y regiones.

El atún rojo se encuentra particularmente amenazado por el entusiasmo que suscita la cocina japonesa ("sushis" y "sashimis").
La parte esencial de los derechos de captura del atún en Europa, reducidos un 8% en 2007 respecto a la temporada precedente, corresponden a España, Francia e Italia.

Ciertos países europeos siguieron pescando al mismo ritmo, aun a riesgo de sobrepasar rápidamente las cuotas asignadas, según expertos europeos. La Comisión debe cortar la pesca si se alcanzan las cuotas.

Italia y Francia querían desde el principio de la reunión que este espinoso tema quedara para junio.

Los científicos estiman que el número actual de capturas de atún es tres veces superior al que permitiría una renovación óptima de la especie.

Libia, una reserva de pesca de atún para ciertas flotas europeas, acaba de anunciar por su parte que respetará el acuerdo internacional.

Fuente: http://www.univision.com