(El Debate). Las granjas acuícolas se mantienen en estado de alerta por la mancha blanca;el periodo de mayor riesgo es del 1 al 15 de mayo.

 

Desde que apareció la enfermedad en el camarón de esta zona, la primera quincena de mayo ha sido la de mayor riesgo, y las causas se atribuyen a aspectos como: el cambio de clima, a la fase lunar que provoca poco movimiento en las mareas y a que en estos tiempos el camarón muda y se encuentra más vulnerable.

Hasta ahora no se ha presentado ningún brote de mancha blanca en las 25 granjas acuícolas que se sembraron, pero no se descarta la posibilidad, informó David Sánchez Gutiérrez, oficial técnico de la Junta Local de Sanidad Acuícola (Cesasin).

El año pasado en estas fechas ya se tenían los primeros brotes de mancha blanca y hoy ninguna presenta problemas;de hecho una ya empezó a cosechar.

Los acuicultores se prepararon reforzando la calidad del agua de sus estanques, pero debido a que se trata de una enfermedad viral es prácticamente imposible evitarla al 100 por ciento.

La mancha blanca empezó a aparecer hace 10 años y se desconoce a ciencia cierta las causas; algunas teorías son que se trajo la enfermedad en unas larvas que llegaron del sur, por camarón congelado del extranjero o por corrientes del fenómeno conocido como Niño.

Organismos como el Conacyt, el Centro de Investigación Biológica del Noroeste (Cibnor) y los comités de Sanidad Acuícola de Sinaloa, Sonora y Nayarit, realizan un estudio profundo al respecto.

El propósito es realizar un proyecto integral con fundamento científico, y para estas investigaciones se invertirán 17 millones de pesos.

Primer ciclo actual. En este municipio hay 28 granjas y de esas 25 hicieron el primer ciclo de 2007.

El tope de cultivo fue de 15 organismos por metro cuadrado y la proyección de cosecha es de mil 600 toneladas; en promedio esperan 810 kilo por hectárea.

En el 2006 la mancha blanca azotó de manera fuerte en algunas granjas, mermando considerablemente la producción del primer ciclo, pero aun así se lograron mil 830 toneladas en ese mismo ciclo, la cantidad de organismos por metro cuadrado fue más elevada.

Con 10 gramos el camarón alcanza la talla comercial;en la actualidad varias granjas están por alcanzarlos.
El nivel de supervivencia es del 75 al 90 por ciento.

Aunque las condiciones del clima no han sido favorables a los crustáceos, los crecimientos son aceptables y esperan tener buenos resultados.

Fuente: http://www.debate.com.mx