Gloucester. Algunas poblaciones frágiles en el océano, incluido bacalao y lenguado, pueden ser restituidas usando peces nacidos en cautividad y liberados en la naturaleza, según un nuevo estudio de la University of New Hampshire (UNH).

 

Mientras que el estudio, el cual se realizó desde 2001 hasta 2006, solo uso huevos del lenguado del invierno de peces salvajes y eclosionados en cautividad en Newcastle, NH, Elizabeth Fairchild, investigador postdoctoral asociado a la UNH, dijo que esto es una buena noticia para los pescadores, debido a que puede ser un modelo para otras poblaciones, como bacalao o abadejo.

La captura de estas especies esta restringido, debido a la sobrepesca, pero estas especies son populares en los pescadores y consumidores.

“Este es un programa científico para determinar los pasos a tomar si se desea repoblar las poblaciones de lenguado del invierno, así esta tecnología puede ser usada por administradores o agencias” expresó Fairchild.

El estudio se centró en el lenguado de invierno debido a que ellos no migran. Ellos se encuentran alrededor de los estuarios, aguas costeras semi-cerradas. Asimismo, las técnicas de hatchery para estas especies han sido desarrolladas.

Fairchild dijo que el estudio, llamado "The Science Consortium for Ocean Replenishment” tuvo tres objetivos:

- Mejorar las técnicas de hatchery para producir peces saludables
- Determinar el mejor momento para liberar los peces.
- Evaluar el impacto de estos peces liberados en el océano.