Lima (Andina). La demanda de harina de pescado de los países especializados en la crianza de langostinos y salmón, como China y Chile, así como la demanda que se espera de la Unión Europea para la alimentación de rumiantes, elevará la cotización de este producto en el mundo, proyectó hoy la consultora Maximixe.

 

"Para el 2007 se prevé la persistencia en las altas cotizaciones de la harina de pescado debido a la creciente demanda de la industria acuícola mundial, lo que beneficiará a las exportaciones de harina y aceite durante el año", sostuvo.

Estimó que para el 2007 las exportaciones de harina y aceite de pescado crecerán a tasas cercanas a 20 y diez por ciento, respectivamente, en virtud de la mayor cotización internacional y volumen exportado en comparación al 2006.

En el primer trimestre del 2007 las exportaciones de harina de pescado crecieron 3.7 por ciento ubicándose en 318.5 millones de dólares.

En tanto, las exportaciones de aceite de pescado totalizaron 46.2 millones de dólares, nivel superior en 8.7 por ciento respecto al primer trimestre del 2006.

La apertura en la Unión Europea para el uso de la harina de pescado para la alimentación de rumiantes, abre la posibilidad de enviar mayores volúmenes a dicho mercado y así dejar de depender de la demanda china, la cual tiende a sustituir el uso de harina importada por la doméstica", explicó.