Puerto Montt (El Llanquihue). "Desarrollo e implementación de un centro de evaluación de productos biológicos de uso en acuicultura" se denomina el proyecto Innova que está ejecutando desde 2006 el Instituto de Fomento Pesquero, IFOP.

 

Según Sergio Contreras, jefe del Departamento de Salud Hidrobiológica de la División de Investigación en Acuicultura del IFOP, hoy en Chile se utilizan productos biológicos (vacunas) para distintas áreas, entre ellas la acuicultura. "Cuando presentamos esta propuesta, habían 12 ó 13 productos en el mercado, y hoy hay 31, no obstante si bien hay más laboratorios, siempre las problemáticas tienen que ver con los mismos agentes que causan la enfermedad", dijo.

Contreras explicó que todas las vacunas ingresan al mercado bajo la modalidad de "transitorias, porque nunca se completa el proceso completo que incluye las pruebas de campo".

Evaluación

"El objetivo del proyecto es evaluar tipo, potencia y seguridad de dichas vacunas, ya que hoy los laboratorios que fabrican las vacunas le entregan sus características y el SAG revisa los documentos del fabricante. Luego el evaluador le entrega el permiso provisorio. Con este proyecto se hará de manera oficial la evaluación de los productos que ingresan al país", sostuvo Contreras, del IFOP.

El ente que desarrolla actualmente el proyecto, está trabajando junto al SAG y al Sernapesca, además de un prestigioso laboratorio del Reino Unido, que tiene la misma función del servicio que se implementará en nuestra zona y que se instalará este año en la Isla de Chiloé. "Hemos recibido visitas de los expertos de este organismo internacional, por lo que la experiencia adquirida es muy importante para el éxito de esta iniciativa", agregó.

Laboratorio

Este centro de investigación será un laboratoio húmedo, donde habrá peces sanos, a los que se les harán las pruebas, previa coordinación con el SAG.

"Vamos a contar con la infraestructura y el conocimiento con que el país no cuenta y que tienen países europeos que realizan esta misma función", añadió el experto del IFOP.

La iniciativa es de interés público, por lo que "la idea es que sea un control oficial, por lo tanto la interacción con los privados continuará siendo parte de la función del SAG. Buscamos tener una visión objetiva, para resguardar el patrimonio sanitario del país, ya que sólo tenemos la versión de los fabricantes de vacunas", finalizó Contreras.

Fuente: http://www.diariollanquihue.cl