Coyhaique (El Gong). “Me preocupa el efecto negativo que pueda tener, para la principal puerta de entrada de la Región de Aysén, la información alarmista y el clima de pánico social que se puede crear tras el fuerte sismo del 21 de abril”, dijo el empresario y presidente de la mayor salmonera nacional AquaChile, Víctor Hugo Puchi, tras la realidad sísmica de Puerto Aysén.

 

El representante del sector acuícola puso atención en un eventual éxodo masivo de personas y un temor a realizar nuevas inversiones en la zona; con el daño que ello implicaría para el actual y futuro desarrollo de la comunidad afectada.

“No hay que olvidar que vivimos en un país sísmico y en una región acostumbrada a enfrentar las inclemencias de la naturaleza. En este sentido es importante no perder la fe en nuestra región. El sector público y el privado debemos actuar conjuntamente de forma preventiva e implementar todas las medidas necesarias para continuar habitando, trabajando e invirtiendo en Aysén”, afirmó Puchi.

Plan de contingencia

Tras las primeras advertencias de la naturaleza, y luego de un derrumbe en el sector de Luma el pasado 22 de enero, AquaChile implementó un plan de contingencia para tratar de minimizar los riesgos en la zona. De esta manera, se decidió que ninguna persona podría pernoctar en los centros Luma y Estero Frío, se aseguró la comunicación permanente vía satelital, el abastecimiento de víveres para casos de emergencia y el entrenamiento en terreno a todo el personal respecto de planes de contingencia.

“Una vez que la autoridad confirmó el origen volcánico de los movimientos sísmicos, con hipocentro al noreste de Puerto Chacabuco, la decisión al interior de AquaChile fue la de iniciar un proceso voluntario de traslado de personas y de producción”, relató el empresario. Proceso que culminó el 3 de marzo en el centro Luma, y el 4 de abril en el centro Estero Frío.

En este último lugar tras la ocurrencia de robos, fue contratado el servicio de dos guardias, Víctor González y Miguel Ángel Silva. “Su desaparición tiene profundamente conmovidos a todos quienes estamos vinculados con esta compañía, desde la región Metropolitana hasta la región de Aysén”, agregó.

Apoyo con embarcaciones menores

Luego de lo acontecido el pasado 21 de abril, el equipo de AquaChile en Aysén, apoyado por un equipo de la casa matriz ubicada en Puerto Montt, ha facilitado embarcaciones y diferentes medios de apoyo a las familias de las dos personas desaparecidas.

El presidente de AquaChile informó que, continuando con la actitud preventiva, la empresa ha dejado de operar en la zona de riesgo sísmico hasta que autoridades y expertos determinen que la situación ha vuelto a la normalidad. De esta forma agregó que están a la espera de que las autoridades otorguen nuevas concesiones y/o amplíen otras existentes, a fin de que las empresas del rubro puedan efectuar los traslados de las operaciones hasta sectores que ofrezcan mayor seguridad.

Fuente: http://www.diarioelgong.cl