Cumaná (El Tiempo). Miembros de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional inspeccionaron ayer las instalaciones construidas y los bienes adquiridos para la ejecución del proyecto de cultivo de lisa criolla (Mugil curema) y pargo dentón (Lutjanus griseus) en jaulas flotantes en el mar, en Guacarapo, municipio Ribero.

 

El diputado José Ernesto Rodríguez explicó a los periodistas que han venido investigando la ejecución de este proyecto, tal como se los encomendó la Comisión de Finanzas del parlamento nacional.

No precisó los avances de la averiguación, pero dijo que se adelanta con base en la denuncia hecha por el ex legislador Esteban Echezuría en julio de 2004. Rodríguez estuvo acompañado por el legislador José Antonio Mudarra.

Ambos recorrieron las instalaciones en las que un empleado de la Fundación para la Investigación y Desarrollo Acuícola del estado Sucre (Fidaes) les atendió.

El trabajador Fidel Marchán dijo poco. Explicó que están allí desde mayo del año pasado y que una vez que asumieron las instalaciones, que estaban en manos de la Asociación Civil Acuícola Antonio José de Sucre, debieron recuperar los equipos.

En el amplio galpón aún permanecen una cava cuarto, una lancha, cajas plásticas, dos camiones y una máquina para fabricar hielo, así como tanques y un bote, único equipo que fue adquirido por Fidaes.

Este funcionario dijo que todo estaba desmantelado cuando llegaron, motivo por el cual tuvieron que poner a funcionar los equipos y unidades. "A los camiones tuvimos que hacerle mantenimiento general y ponerle cauchos".

"Los diputados a la AN están en libertad de hacer cualquier tipo de investigación y los gobiernos, ya sean municipales o regionales, deben estar en la mejor disposición de facilitar las averiguaciones", dijo el diputado Bernardo Jiménez (Podemos).

Agregó que en el caso de la Acuícola hay que manejar el concepto de la acuicultura. "Nosotros lo ponemos en relevancia. La acuicultura es vital para el país, de manera que cualquier inversión que se haga en ese ámbito es importante para Venezuela. Quien se atreva a negarlo está contra el progreso y el desarrollo de este país donde debemos hacer mayor y nuevas inversiones".

En cuanto al plan bandera, Jiménez dijo que éste cumplió una etapa y vienen nuevas fases de investigación de especies. "Creemos que la producción de alevines de especies promisorias como el lenguado serán una realidad en el Golfo de Cariaco", apuntó.

Antecedentes
A propósito de producción, vale recordar que el Ejecutivo regional prometió para finales del 2002 una primera cosecha de 200 toneladas de peces.

Para este proyecto bandera del Gobierno estadal fueron aprobados en 2001, 574 millones 925 mil 723 bolívares provenientes de la Ley de Asignaciones Económicas Especiales (Laee). Cuatro años después, en mayo del 2005, el gobernador Ramón Martínez admitió ante medios de comunicación locales el fracaso de este plan. "...No hemos tenido éxito en las investigaciones que hicimos en cultivo de lisa y pargo, pero la llevamos a cierto nivel de alevines...", dijo.

Tal como reza la denuncia, el ex parlamentario opositor informó al Fondo para el Desarrollo Agrícola del estado Sucre (Fondades), como órgano ejecutor del plan acuícola, sobre la inviabilidad del proyecto, con base en análisis que hicieran entes especializados.

Fuente: http://www.eltiempo.com.ve