Tegucigalpa (Diario El Heraldo). Con una capacidad instalada para producir unos 10,000 galones diarios de aceite de tilapia, el grupo Aqua Finca ahora generará su propia energía eléctrica. Israel Snir, presidente de esta empresa, no quiso especificar el monto de la inversión, pero fue claro al informar que la planta generadora comenzará con unos dos megavatios de energía. “Proveeremos energía para nuestra empresa y la comunidad”, dijo Snir.
 
DIVERSIFICACIÓN

Este proyecto se debe al exceso de producción que mantiene Aqua Finca en este momento, ya que están obteniendo 6,000 galones de aceite de tilapia al día. “Como el gobierno no ha aprobado la Ley de Biocombustibles nosotros no podemos vender nuestra producción, antes era desperdicio, pero ahora se ha convertido en materia prima”, explicó el empresario.

Algunos empresarios, al igual que Snir, esperan la puesta en marcha de la Ley de Biocombustibles para desarrollar este sector productivo. De acuerdo con Moisés Starkman, asesor de proyectos especiales, actualmente el gobierno trabaja en ultimar detalles para aplicar la ley.

Además, se ha puesto en marcha el proyecto piloto de biocombustible por medio del transporte urbano en las ciudades de Tegucigalpa, San Pedro Sula y La Ceiba. El biodiésel del aceite de tilapia se obtiene mediante un proceso rápido y sencillo.

Al aceite 100 por ciento puro se le agrega metanol a una temperatura de 90 grados, agregándole soda cáustica. De lo anterior se obtiene la glicerina y el biodiésel que se purifica con magenesol para obtener el biodiésel 100, según lo explicado por los técnicos de Aqua Finca.

“Esta producción es muy noble, toda las unidades automotoras de mi empresas usan aceite de tilapia, en mi carro solo uso este aceite sin mezclarlo con nada”. De acuerdo con el empresario, los altos precios de los combustible a nivel internacional le han dado un fuerte impulso a la nueva industria de los biocombustibles, sin embargo, asegura que aunque el petróleo recuperará su valor, “nunca voy a dejar de usar el aceite de tilapia, porque no quiero seguir contaminando el ambiente”.