Honolulu. Los biólogos están usando erizos de mar y otros peces para ayudar a controlar la invasión agresiva de algas marinas, que vienen destruyendo los arrecifes de Hawai.

 

Los investigadores colocaron a los erizos de mar en jaulas, sobre los arrecifes afectados, en la bahía de Kaneohe, y encontraron que ellos consumen rápidamente el “limu” (alga) dentro de las jaulas.

Los científicos dijeron que ellos no tienen los suficientes erizos de mar, para evaluar sobre todo el arrecife. Ellos creen que la restauración de poblaciones de herbívoros funciona muy bien, de acuerdo a sus observaciones y experimentos.

La “aspiradora marina”, la super ventosa, puede remover las algas, pero el “limu” crece de nuevo. Una técnica propuesta es usar las ventosas para reducir el volumen de las algas exóticas, y que los erizos de mar mantengan los arrecifes.

Los problemas más agresivos con el “limu” se dan en Maui y Oahu.

El trabajo para encontrar controles naturales para las algas exóticas, es una colaboración del Department of Land and natural Resources Division of Aquatic Resources, la University of Hawaii y otros.