Ribadeo (La Voz de Galicia). El responsable de la firma Acuinor, Ramón Álvarez Cascos, considera que su proyecto de la piscifactoría de Rinlo cumple con todos los requisitos para salir adelante, de modo que no debería seguir paralizado.

 

Cascos aludió al informe del comisario europeo de Pesca en el que respalda el visto bueno de la anterior Xunta a la planta de Pescanova en Touriñán, que el bipartito autonómico rechazó después.

Cascos, que expresó su agradecimiento a los ribadenses que siguen apoyando en proyecto y en particular a la asociación de vecinos de Rinlo, manifestó: «Con esta novedad sobre Touriñán se corrobora que en este momento se está aplicando por la Xunta una política medioambiental demagógica, porque se demuestra que dentro de la Red Natura se pueden desarrollar proyectos que sean respetuosos con el medio y que cumplan la normativa».

«Y para valorar esas cosas se hacen los estudios de impacto ambiental, donde se concluye si se va a afectar o no negativamente a un hábitat. Por lo tanto es falso que en la Red Natura no se puede hacer nada. En nuestro caso tenemos un estudio y una declaración de impacto ambiental favorable, con la aplicación de unas medidas compensatorias, donde se concluye que la afección es del 0,066%, que es una actuación inocua, que ni afecta ni perjudica al hábitat», añadió Cascos.

Al entender del titular de Acuinor, si el gobierno gallego no permite el desarrollo de su proyecto, las consecuencias podrían ser muy graves: «Sería una decisión exclusivamente política, contra un particular y contra el pueblo de Rinlo».

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es