Diario de Aysén, Chile.
Un equipo de académicos de la Universidad de Los Lagos, específicamente del Centro de Investigación de Ambientes y Recursos Costeros (I-Mar) de Puerto Montt, se encuentra en Coyhaique por actividades docentes con estudiantes de Ingeniería en Acuicultura.

Uno de ellos es el Doctor Alejandro Buschmann, director del Instituto I-Mar y miembro de la Academia Chilena de Ciencias junto con el Dr. Daniel Varela y la Profesora Mariam Hernández.

En conversación con el académico, quisimos requerir de él algunas respuestas respecto de su actividad científica y la realidad de las actividades económicas del litoral.

-A su juicio ¿Cuál es el nivel de producción científica, en el ámbito de las ciencias del mar en Chile y su impacto en la actividad económica pesquera?
-En Chile existen grupos de investigacion que tienen una muy buena producción científica demostrable en proyectos y publicaciones internacionales. Sin embargo, un libro publicado hace solo un mes sobre ciencia en Iberoamérica, editado por el Dr. Bernabé Santelices de la Pontificia Universidad Católica de Chile, demuestra que la inversión en Ciencia y Tecnología y el tamaño de la comunidad científica en Chile es muy precaria. Este libro concluye que si Chile no resuelve esto, no podrá salir de la pobreza. Por otra parte hace solo un par de semanas se entregó el premio Nacional de Ciencias Aplicadas al Dr. Juan Carlos Castillla. Este respetado investigador ha contribuído muy fuertemente al manejo de pesquerías bentónicas a lo largo de nuestra costa, no obstante la conclusión es la misma que la anterior. Tenemos algunas cosas muy buenas pero ello no es suficiente para un país con una costa tan extensa como la nuestra.

-¿Cual es el impacto en la actividad científica realizada por ustedes en I-Mar de su Universidad?
-Tenemos un número muy interesante de proyectos de Investigación adjudicados en temas como mareas rojas, ecología costera, microbiología marina y seguridad alimentaria, fisiología y genética de organismos marinos, modelamiento y dispersión de patógenos, parasitología, acuicultura de algas y moluscos. Estamos en pleno proceso de consolidación de un grupo de científicos instalados en el sur de Chile.

-Con los antecedentes de sobre explotación de recursos pesqueros y la actividad salmonera fuertemente deprimida en los años 2008 y 2009, ¿Cómo se vislumbra el escenario en cuanto a actividad acuícola en el litoral del Sur de Chile?
-La información disponible sugiere que estamos en una etapa de recuperación productiva. Se han realizado modificaciones reglamentarias que deberían asegurar que estemos mejor preparados para enfrentar nuevas emergencias. No obstante ello aun se escucha divergencias en el sector salmonero las que incluso han generado quiebres dentro del gremio. Creo que ello apunta a que todavía hay puntos no solucionados. Es importante destacar que en materia de ciencia y tecnología existen muchas lagunas necesarias de abordar para disminuir los riesgos sanitarios y resolver problemas ambientales que esta actividad tiene.

-Como hombre de ciencia, ¿Cuál es su opinión respecto de los megaproyectos de inversión y su relación con el medio ambiente y las comunidades locales?
-Creo que en muchos de estos proyectos Chile tiene algunos pies forzados por deficiencias de políticas de país. No obstante ello creo que la voz ciudadana es algo muy importante toda vez que apunta a que este tipo de actividades sea realizado con las máximas condiciones de seguridad y tecnología de tal modo que se disminuyan al mínimo los riesgos ambientales y sociales y por otro lado se tomen las medidas de mitigación necesarias.