Por: Carmen R. Chimbor Mejía.
Aqua Campus.
La alimentación es uno de los principales rubros de costo operativo en una granja acuícola; en algunas ocasiones llega ha alcanzar hasta el 60%; es ahí donde radica la importancia de conocer y gestionar las dietas para los organismos en cultivo.
Es indudable que las dietas comerciales tienen una mejor conversión alimenticia que las dietas artesanales; sin embargo, muchas veces la escasa disponibilidad de las dietas comerciales no permite que los pequeños productores puedan adquirirlas, es por esto que en este articulo haremos referencia a las diferentes dietas de producción artesanal (particularmente con insumos locales) que se han probado en el cultivo de tilapia y que podrían constituirse en una alternativa para los pequeños productores.

En los últimos año se han incrementado las investigaciones científicas para reemplazar, total o parcialmente, la harina de pescado de las dietas acuícolas; debido a que este insumo se convierte en una limitante para el desarrollo de la acuicultura, por su escasa disponibilidad y la creciente variación de precios. Según Furuya et al. (2004) las dietas comerciales para tilapia contienen aproximadamente un 10% de harina de pescado. El desarrollo de dietas para tilapia sin emplear harina de pescado tiene el potencial de reducir los costos del alimento (Nguyen et al., 2009).

La tilapia es un pez omnivoro lo que permite que se pueda alimentar con proteínas de origen animal o vegetal. Esto ha alentado a que muchos investigadores trabajen en el reemplazo de la harina de pescado en las dietas de tilapia con harinas vegetales o subproductos de la industria pesquera, ganadera o avícola.

Selección de insumos para la alimentación de tilapias

De acuerdo con Tacon (1986) la selección de insumos para la preparación de dietas de peces debe basarse en las siguientes consideraciones:

- Costos - el material alimenticio deberá estar disponible a bajo o ningún costo para el cultivador.
- Disponibilidad - siempre que sea posible, el material alimenticio deberá estar disponible durante todo el año.
- Manejo y procesamiento - los requerimientos de manejo y procesamiento previos a la alimentación, incluyendo transporte, deberán de ser mínimos o negligibles.
- Valor nutricional - los materiales alimenticios con contenidos altos en proteína y bajos en fibra, poseen un valor nutricional mayor al que presentan aquellos con bajos niveles en proteína y altos en fibra.

Harinas vegetales

Las leguminosas son cada vez mas utilizados en las industria de alimentos balanceados; la principal semilla utilizada es la soya, que se ha constituido en una importante alternativa a la harina de pescado. Según Olvera y Olivera (2000) los resultados de sustitución en tilapia han sido favorables, probablemente por su hábitos alimenticios que le permiten aprovechar mejor los insumos vegetales, incluido los carbohidratos. De acuerdo con Furuya et al. (2004) una dieta con harina de soya, suplementada con aminoácidos esenciales, puede reemplazar totalmente la harina de pescado en una dieta de tilapia del Nilo, sin efectos adversos en el crecimiento, producción de carne y composición.

En el caso de la alimentación de tilapia con lupino, Viola et al. (1988b citado por Olvera y Olivera, 2000) estudiaron el efecto de sustituir 30 y 45% de la proteína animal con semilla de lupino dulce (L. angustifolius) en sus dietas. Ellos observaron que en ambos niveles los animales crecieron igual o mejor que un control, lo cual es atribuido a que posiblemente los carbohidratos de la semilla son más digeribles que los de soya, además de la capacidad de la tilapia para digerir carbohidratos, lo cual aparentemente permitió destinar mayor proporción de la proteína al crecimiento.

Por otro lado, Castillo et al. (2002) investigó el uso de la pulpa de café en la alimentación de alevinos de tilapia, concluyendo que este insumo se puede incluir en dieta hasta en 25% sin afectar los índices productivos; además destaca que las dietas donde se utilizó la pulpa de café son más económicas que las dietas convencionales. Asimismo, Delgado et al. (2006 citado por Delgado et al., 2009) evaluó dietas para tilapia conteniendo cuatro niveles de harina de plátano roatán (10, 20, 30 y 40%), concluyendo que la dieta con 10% de harina de plátano presentó los mejores resultados de ganancia en peso, tasa específica de crecimiento e índice de conversión alimenticia.

Por su parte, Peters et al. (2009) evaluó la calidad nutricional de la harina de lenteja de agua (Lemna obscura) como ingrediente en la elaboración de alimentos para tilapia roja, concluyendo que se puede incluir en la dieta de alevinos hasta un 25% sin afectar el crecimiento, siempre y cuando se combine con otros ingredientes con alto contenido proteíco; sin embargo, la limitante que tiene este recurso son los costos de recolección y procesamiento.

De acuerdo con Olvera y Olivera (2000) las proteínas vegetales poseen características nutricionales adecuadas para incluirse en la alimentación de peces, y sólo se requiere de tratamiento de baja tecnología o la suplementación con aminoácidos, fósforo o de enzimas, que permitan mejorar el valor biológico del material. Sin embargo, las fuentes proteínas vegetales son deficientes en uno o mas nutrientes esenciales y la mayoría contiene factores antinutricionales (Nguyen et al. 2009).

Uso de ensilados

Llanes et al. (2006) indica que una importante alternativa al reemplazo de la harina de pescado en las dietas es el uso de los desechos de la industria pesquera mediante el ensilado; este investigador evaluó una tecnología de alimento húmedo (25% de proteína bruta) a base de ensilado de pescado, concluyendo que los ensilados mostraron ser una valiosa fuente de proteína de origen animal, que puede utilizarse como alternativa de la harina de pescado sin afectar los términos de tasa de eficiencia proteíca, conversión alimentaría y supervivencia. El Sayed (2004) reporta que entre el 30 a 75% de ensilado de pescado puede ser incorporado con éxito en el alimento para tilapias; sin embargo, este mismo autor advierte que el método de ensilado tiene que ver con una mejor performance del crecimiento.

Harina de camarón

Según El Sayed  (2004) la harina de camarón también ha sido usado con éxito como fuente de proteína para tilapia, reportando que la harina de camarón puede reemplazar a la harina de pescado en dietas de tilapia roja y tilapia del Nilo, a tasas de 50 y 100% respectivamente, sin una significativa reducción en la ganancia en peso y la eficiencia de conversión de alimento.

Subproductos de animales terrestres

Los subproductos de animales terrestres, incluido la harina de subproductos del ganado, harina de sangre y harina de hueso, vienen siendo ampliamente usadas como fuentes de proteína para tilapia, debido a su alto contenido proteíco y aminoácidos esenciales (Tacon, 1993 citado por: El Sayed, 2004). Sin embargo, estos insumos presentan deficiencias en uno o mas aminoácidos esenciales.

Referencias bibliográficas

Castillo E., Y. Acosta, N. Betancourt, E. Lidia, A. Mildred, V. Cobos y M. Jover. 2002. Utilización de la pulpa de café en la alimentación de alevines de tilapia roja. Revista AquaTIC No 16.

Delgado F., A. Gallardo, L. Cuevas y M. García. 2009. Crecimiento compensatorio en tilapia Oreochromis niloticus posterior a su alimentación con harina de plátano. Avances en Investigación Agropecuaria, 13 (2): 55-70.

El Fayed A. 2004. Protein nutrition of farmed tilapia: searching for unconventional sources. The 6th International Symposium of Tilapia. Arizona – USA.

Furuya W., L. Pezzato, M. Barros, A. Pezzato, V. Furuya & E. Miranda. 2004. Use of ideal protein concept for precision formulation of amino acid levels in fish-meal-free diets for juvenile Nile tilapia (Oreochromis niloticus L.). Aquaculture Research, 35:1110-1116.

Llanes J., J. Toledo y J. Lazo de la Vega. 2006. Producción de alimento húmedo a partir de ensilados de pescado para la alimentación de tilapia roja (Oreochromis mossambicus x O. niloticus). AquaTIC No 25: 16-21.

Nguyen T., D. Allen & P. Saoud. 2009. Evaluation of alternative protein sources to replace fish meal in practical diets for juvenile tilapia, Oreochromis spp. Journal of the World Aquaculture Society 40(1): 113-122.

Olvera-Novoa, M. A. y L. Olivera-Castillo. 2000. Potencialidad del uso de las leguminosas como fuente proteica en alimentos para peces. pp 327-348 En: Civera-Cerecedo, R., Pérez-Estrada, C.J., Ricque-Marie, D. y Cruz-Suárez, L.E. (Eds.) Avances en Nutrición Acuícola IV. Memorias del IV Simposium Internacional de Nutrición Acuícola. Noviembre 15-18, 1998. La Paz, B.C.S., México.

Peters R., E. Morales, N. Morales y J. Hernández. 2009. Evaluación de la calidad alimentaria de la harina de Lemna obscura como ingrediente en la elaboración de alimento para tilapia roja (Orechromis spp.). Revista Científica, FCV-LUZ, 19(3): 303-310.

Tacon, A.G.J., 1986 Development of Carp feeds. A report prepared for the project TCP/PNG/4503 re-establishment of carp fishing in the highlands of Papua New Guinea. FAO Field Document 3, July 1986:42 p.