Los estadounidense están consumiendo menos pescado, de acuerdo al último informe estadístico durante el periodo anterior al derrame petrolero en el Golfo de México, hace cuatro meses.

De acuerdo a la National Fisheries Institute, los consumidores en EEUU consumieron un promedio de 15,8 lbs de pescado y alimentos de origen acuático a nivel de hogares y en restaurantes durante el 2009, comparado a las 16 lbs del año anterior.

Esto representa una caída de 1,25%, lo cual no es preocupante. Pero de acuerdo a las estadísticas se espera una caída adicional durante este año debido a que los estadounidense dejaron de comer pescado, debido al temor por la contaminación generado por el derrame petrolero.

Sin embargo, a parte de esto, lo estadounidense han comido más salmón, pollack y tilapia, mientras que el camarón continuo siendo el alimento favorito. Las caídas se dieron en el bacalao, atún enlatado, catfish y cangrejo. Los peces planos fueron reemplazados en la lista de los 10 productos más consumidos por el pangasius de Vietnam.

Los funcionarios de NFI indicaron que mientras que el consumo per-capita declinaron ligeramente el año pasado, el crecimiento poblacional resulto en 45 millones de libras de incremento en el consumo doméstico en comparación con el año previo.