(Ensenada.net).- La mancha de petróleo que afectó la costa Este de los Estados Unidos se ha convertido ya en una oportunidad para los productores de ostión y otros moluscos bivalvos en la zona costa de Baja California algunos de los cuales han empezado ya a exportar su producción.

Además se trabaja con el gobierno mexicano para apuntalar los procesos de sanidad e inocuidad con el fin de cumplir requisitos para lograr la certificación que permita exportar producto a Europa señaló Sergio Guevara Presidente del Comité Estatal de de Sanidad Acuícola.

En ese continente el principal productor y consumidor Francia enfrenta una enfermedad en sus ostiones que ha dañado ya el 80% de la producción cultivada.

Actualmente los productores acuícolas estiman que su producción pueden crecer cuatro o cinco veces más lo que dependerá del acceso a mercados internacionales

A la fecha existe ya un mercado cercano en Estados Unidos en donde se ha logrado ser muy competitivo en Los Ángeles y San Francisco a donde la producción llega por tierra en menos de 24 horas.

Asimismo se atiende el mercado mexicano pero esto es por vía aérea a la ciudad de México, a Cancún y otros centros turísticos lo que encarece el producto.

Actualmente el mayor riesgo que se enfrenta es mantener las poblaciones de las granjas sanas para aumentar la producción y cubrir los requerimientos cada vez mayores del mercado internacional.

En Francia hay una gran producción del orden de las 140 mil toneladas que ellos mismos comen, pero tienen un problema con un herpes virus de los moluscos, que ha matado el 80% de semilla y juveniles.

Esto implica que posiblemente este diciembre tendrán un déficit de 100 mil toneladas, lo que abre una ventana de oportunidad a Baja California que podría aprovechar la coyuntura para empujar convenios y abrir sus productos al mercado europeo.

Otra ventana esta en la costa Este de los Estados Unidos donde se ha generado un aumento en la demanda de ostión producto que enfrente una hay una baja considerable.

Esto obedece no solo por cierres de la producción en cosechas ostrícolas, sino porque una de las medidas que tomaron para que el petróleo no entrara en los esteros fue abrir las compuertas y liberar agua dulce del río Misisipi lo que mató semillas y juveniles.

Esto generará mucha escasez de ostiones en los próximos años lo que hará que los productores mexicanos exporten a su máxima capacidad, lo que prevalecerá por lo menos 2 o 3 años mas.

Ahora se planea como incrementar la producción de las 25 granjas ostrícolas que operan en Baja California de las cuales cuatro producen para exportación alrededor de 1 mil toneladas, la mitad de la producción total.