(Milenio).- A unos días de que México reactive la exportación de camarón a Estados Unidos, después de que su principal socio comercial certificó que la pesca del crustáceo no afectaba a otras especies, la industria mexicana espera buenas ventas debido al aumento de precio que ocasionó el derrame de petróleo en el Golfo de México, lo cual favoreció a la pesca nacional.

El presidente del Consejo Mexicano de Promoción de los Productos Pesqueros (Comepesca), Manuel Montes, dijo que el tiempo que duró la revisión de las embarcaciones mexicanas, acciones impuestas por Estados Unidos, no generó pérdida alguna para los productores nacionales y se pudo comprobar que se protege a los animales marinos (tortugas), al momento de capturar el camarón.

El precio de la especie ha experimentado un aumento de 10.8 por ciento de abril a la fecha, por el desastre ambiental provocado por el derrame de petróleo.

“El sector camaronero ve una etapa muy próspera, no sólo en el de acuacultura, sino también el de altamar, pues los precios están atractivos, debido al problema en el golfo por el derrame, pues la demanda camaronera de Estados Unidos se está surtiendo desde México”, explicó.

Las exportaciones de camarón esperadas para este periodo son de 340 millones de dólares, equivalentes a 40 mil toneladas de esta mercancía destinada a Estados Unidos. Las ventas del crustáceo al exterior representa más de 40 por ciento del total de los productos pesqueros que exporta México.

Cabe recordar que Estados Unidos retiró la certificación al país en abril pasado, pues detectó algunos problemas en puertas de exclusión de tortugas en algunas embarcaciones, al momento de realizar la captura del camarón.

“Este problema se derivó de un incumplimiento en cierta normativa en los excluidores de tortugas, pero ya se corrigió. Ahorita ya podemos exportar camarón de altamar como habitualmente lo hemos hecho. Esto no afectó al camarón de acuacultura ni el de pesca ribereña, sólo en el de altamar”, explicó.

Así, dijo que las flotas camaroneras no tuvieron que realizar ninguna inversión para obtener de nueva cuenta la certificación por parte su principal mercado, pues los excluidores de tortuga son un sistema que ya se tiene desde hace años en los barcos nacionales.

Simplemente hubo una certificación por parte de EU; se encontraron algunas anomalías en el uso de estos sistemas, lo cual motivó la descertificación, no fue embargo ni nada parecido, sólo se invitó a los camaroneros a regularizarlos. Se organizaron y ahora están a unos días de reiniciar sus exportaciones”, anticipó.

Claves

• Se calcula que en el país hay 2 mil 212 embarcaciones camaroneras, mil 508 en el Pacífico y 614 en el Golfo y el Caribe; de ese total, mil 236 están autorizados para vender camarón a EU.

• México ocupa el noveno lugar en el mundo en la producción de camarón. Anualmente obtienen 196 mil toneladas, de las cuales 66 por ciento, es silvestre y 34 por ciento en cultivos.

• La flota camaronera del país no tuvo que realizar ninguna inversión extraordinaria para obtener de nueva cuenta la certificación por parte de su principal mercado.