Por: Blgo. Mg. Carlos Scotto Espinoza*
En el año 2003, la revista americana “Time” eligió como uno de los mejores inventos la creación de “peces brillantes” a cargo de la Universidad Nacional de Taiwán por haber inyectado genes que produce proteínas fluorescentes de medusa abisal y de coral en óvulos fertilizados, primero en el pez Medaka (Oryzias latipes) que fueron denominados TK-1. Y luego hizo lo mismo con el pez Cebra (Danio rerio) o TK-2. De esta forma inicialmente se obtuvo peces que emitían colores verde y rosado en la oscuridad. Si hoy se da una ojeada al portal de de la empresa taiwanesa: www.azoo.com.tw. Se puede observar que la empresa ofrece colores como el dorado, el púrpura y otros más.

 

 

Fig. 01. TK1 Green

 

Fig. 02. TK1 Red

 

Según Taikong para evitar el aumento de indeseado de éstos peces y que pudiera dañar el medio ambiente o cruzarse con peces de su misma especie pero normales, los peces manipulados genéticamente son “esterilizados” antes de ser vendidos. En todo caso nunca debería haber crías o alevines de los mismos nadando en algún acuario o Pet Shop. Sin embargo, esta regla parece no ser del todo cierta. En el año 2006, el laboratorio de Mejora Genética y Reproducción Animal de la Facultad de Ciencias Naturales y Matemáticas de la Universidad Nacional Federico Villarreal obtuvo un lote de aproximadamente 100 peces Cebra de color rojo los cuales mantuvo bajo condiciones controladas para realizar ensayos experimentales con sustancias genotóxicas. Con el tiempo nos dimos cuenta de que éstos peces tenían una coloración distinta a las líneas que nuestro laboratorio trabajaba (Blanca y Gris). Esta coloración resultaba ser ligeramente fluorescente a la luz del día. Por lo que se decidió hacer ensayos con luces de espectro cercanos al Ultravioleta. Nos percatamos que en la oscuridad absoluta la coloración de los mismos era de una fluorescencia rojiza intensa. No había duda estábamos ante el primer movimiento transfronterizo de peces transgénicos introducidos al país. Al consultar las referencias bibliográficas respectivas comprobamos que el lote en cuestión eran peces Cebra fluorescente tipo TK2 o pez con florescencia roja. Quizás este fue el motivo por el cual no sospechamos inicialmente que eran transgénicos, porque la literatura en ese entonces reportaba coloración verde o TK1.

 

Fig. 03. Lote de peces Cebra fluorescentes TK-2 (Foto del autor)

 

¿Se reproducen los peces transgénicos?
Sin embargo, más grande fue aun nuestra sorpresa cuando este grupo de animales empezaron a reproducirse espontáneamente. Y más aún, cuando los huevos colectados comenzaron a brillar con la misma fluorescencia que la de los progenitores a las 24 horas después de la fecundación.

Fig. 04. Obtención en el laboratorio de embriones fluorescentes (B) (Fotos del autor).

 

 

Los resultados demostraron que si se reproducían en cautiverio e inclusive la coloración se transmitía a los embriones recién puestos pues los peces lograron crecer hasta obtener un tamaño adulto a los 4 meses de nacidos.

 

Fig. 05. Pez cebra transgénicos fluorescente verde.

 

¿Por qué se reproducen éstos peces transgénicos si se supone que son estériles?
Este resultado rompe todos los preceptos sobre la bioseguridad de éstos organismos y alerta sobre otras posibles introducciones de peces no necesariamente ornamentales y de reproducción más agresiva como son la tilapia y la trucha que ya pueblan ambientes naturales peruanos. Una posible respuesta del porque se reproducen a pesar que la literatura conocida dice lo contrario. Pueda deberse  a dos causas. Una de ellas sea, que a pesar de lo poderosa que sea una tecnología inventada por el hombre se pase por alto el hecho de  que la “vida por sí misma se abrirá camino” para propagarse y diseminarse en un ambiente determinado. Punto crítico pasado por alto y sobretodo con los peces, organismos que han demostrado que no puede tratárseles como si fueran mamíferos (vertebrados superiores). Y que son capaces de soportar artificialmente la poliploidia o la reversión sexual aspectos que los mamíferos no pueden. La otra explicación sea el hecho de que los inventores del proceso de esterilización no hayan tomado en cuenta que los peces como el pez Cebra no poseen cromosomas sexuales definidos (X e Y) y que sus genes sexuales estén diseminados por todo su genoma. Aún hoy en día, se desconoce qué genes intervienen y como funcionan a cabalidad no sólo en éste pez sino en muchos peces comerciales...! Esto estaría permitiendo que éstos animales se reproduzcan sin control a pesar que sus inventores digan todo lo contrario.

Hoy en día, si nos paseamos por algunos acuarios de la ciudad de Lima podemos observar muchos de éstos peces fluorescentes a un precio de dos y medio Nuevos Soles. Si observamos con detalle nos daremos cuenta que muchos de ellos poseen diferentes tamaños incluso algunos son casi alevines… Los están reproduciendo.

Fig. 06. Peces transgénicos fluorescentes en el Mercado Central (Foto del autor).

 


*Docente e Investigador a cargo del Laboratorio de Mejora Genética y Reproducción Animal de la Facultad de Ciencias Naturales y Matemáticas de la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV). Jr. Río Chepén. Al Agustino. Lima – Perú. (Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.).