La nueva legislación ha establecido como de declaración obligatoria, la sospecha de que los peces puedan estar infectados por el mortal Koi Herpes Virus (KHV).

 

Se ha reglamentado un control bajo al Diseases of Fish Order 2007, y vuelve de obligación legal para cualquier persona, incluidos piscicultores o pescadores, comerciantes de pescado y proveedores de pescado, el de notificar a la Fish Health Inspectorate (FHI), si ellos sospechan de que algún pez puede estar infectado con KHV.

La FHI realizara un diagnostico sobre la base de la información proveída, acerca de los signos clínicos de la enfermedad y estimara la potencial diseminación de la infección.

“Si se considera que la infección es insignificante, no se tomaran acciones adicionales. Los dueños proveerán una consulta escrita sobre la gestión de la enfermedad KHV en acuarios y estanques ornamentales. Donde las evaluaciones indiquen una potencial difusión a las aguas continentales, se tomara una muestra para diagnosticar y confirmar la enfermedad, seleccionar los peces afectados y desinfectar las instalaciones”.

Cy HV-3

Koi Herpes Virus, es cual ahora es formalmente conocido como Cyprinid Herpes Virus-3 (Cy HV-3) causa altos niveles de mortalidad en la carpa común y el Koi, y usualmente muestra sus síntomas cuando la temperatura del agua se encuentra entre 15 y 28 oC.