Por: Milthon B. Lujan Monja
En el mes de febrero de este año se presentó el Plan Nacional de Desarrollo Acuícola (PNDA), un documento importante para orientar el desarrollo de la acuicultura en el Perú. El PNDA en líneas generales es un documento interesante, en donde se plantean algunas estrategias generales que deben ser coordinar con todos los sectores involucrados en la actividad para implementarlos. En este sentido, queremos aportar al PNDA planteando algunas ideas para facilitar el proceso de implementación del mismo.


¿Qué especies cultivar?

En el Perú, se cultivan solo tres especies de exportación: concha de abanico, langostino y trucha, lo que otorga vulnerabilidad a la acuicultura peruana por cambios en los precios, enfermedades, competencia, entre otro factores.

En este escenario, se necesita monitorear constantemente los mercados internacionales para identificar las oportunidades comerciales, pero sobretodo para identificar que especies se deben investigar con la finalidad de responder a la demanda y de diversificar la oferta acuícola peruana. Lo que a la larga garantizará la sustentabilidad de la actividad.

Además se debe tener en consideración los cambios en la normas internacionales y las mayores barreras que se imponen a la exportación de productos.

Investigación

No hay duda que la investigación científica se ha convertido en una importante herramienta para garantizar la competitividad de las empresas, pero sobretodo para innovar los procesos de producción y los productos de las empresas acuícolas.

En este campo, PRODUCE debe identificar y promover las líneas de investigación en el campo de la acuicultura, en conjunto con las universidades y centros de investigación. Para aglutinar los esfuerzos que se vienen realizando en las universidades y optimizar el uso de los recursos públicos en proyectos de investigación que respondan a la demanda del sector productivo acuícola.

Parques acuícolas

En la actualidad, se viene promoviendo la ampliación de la frontera acuícola, particularmente a nivel de la costa (cultivo de concha de abanico) y en el lago Titicaca (cultivo de trucha); sin embargo, no se tiene en consideración un enfoque integral y ecosistemico para el desarrollo de las explotaciones acuícolas. Una de las principales preocupaciones es el impacto ambiental negativo que tienen las operaciones acuícolas, y mas si se trata de monocultivos; en este sentido, debemos orientar estrategias para garantizar el desarrollo sustentable de la actividad.

Una buena alternativa es el impulso de la implementación de parques acuícolas, en donde se determina áreas de explotación acuícola (continentales y marinas), en base a la capacidad de carga del ecosistema; estas áreas pueden ser identificadas por IMARPE o en su defecto encargar la tarea a las universidades. Además, los parque acuícolas deben incluir infraestructura de apoyo (muelles, instalaciones eléctricas, etc). 

Los parques acuícolas pueden ser concesionados por lotes, en donde al inversionista se le informa sobre las diferentes alternativas de inversión, con la finalidad de promover y asegurar las inversiones en el área de la acuicultura. Asimismo, los parques acuícolas ayudarán a consolidar las cadenas productivas.

Recursos humanos

Las universidades peruanas están iniciando un proceso de acreditación de sus diferentes escuelas profesionales; esto con la finalidad de acreditar a la calidad de la enseñanza que se imparte en ellas. Este proceso se constituye en una excelente oportunidad para diseñar el perfil del profesional que se desempeña en actividades de acuicultura, y que debe incluirse en el PNDA.

La tarea del PRODUCE es desarrollar, en coordinación con los diferentes actores de la actividad acuícola, un perfil profesional que sirva de base y oriente a las universidades en el proceso de acreditación y en la actualización de sus currículos.

Asimismo, los colegios profesionales están en plena elaboración de estándares para la certificación profesional; esto significa que los colegios profesionales desarrollarán estándares para certificar la calidad de los profesionales de sus respectiva ordenes que se desempeñan en el campo de la acuicultura. Esto se constituye en una oportunidad para aportar

La implementación del PNDA es una tarea de todos los que estamos involucrados en el sector; por lo tanto, se requiere coordinar los esfuerzos para aprovechar la capacidad instalada que tiene cada organización y para no duplicar los esfuerzos. El éxito del PNDA dependerá del liderazgo que ejerza el PRODUCE y del apoyo que podamos brindar.