Investigadores de la Universidad de Auburn vienen estudiando al catfish híbrido por décadas, y conocemos que este es un destaco alimento. El catfish híbrido es capaz de incrementar la producción, la sostenibilidad y la rentabilidad para los productores en USA.

 

“El híbrido es un pez fabuloso para el cultivo en estanque” dijo Rex Dunham, profesor de Auburn. “Ellos no crecen bien en jaulas o pequeños tanques. Pero para los estanques tradicionales, son mejores que muchos catfish”

“Uno de nuestros objetivos es, dentro de cinco a 10 años, que la mayor parte de la industria del catfish, utilice el híbrido”.

Para este fin, la investigación en la Universidad de Auburn se ha centrado en dos áreas:

- Producción de alevinos
- Genética