EL informe del Comité, publicado la semana pasada, tiene 55 recomendaciones para la industria de la acuicultura en la isla Norte, incluido el traslado a sistemas cerrados en los próximos cinco años.

 

El informe es el resultado de 18 meses de trabajo del comité, comprende la mayoría de las NDP MLAs incluidas en la isla Claire Trecena.

El Ministro de Agricultura, Pat Bell, dijo que esta decepcionado con los resultados.

“Mi lectura inicial de este informe es la recomendación de cambiar a sistemas cerrados dentro de cinco años, y luego todas las granjas existentes serán cerradas” dijo Bell.

“Sobre la base, de que esta tecnología no existe hoy y que puede tomar tiempo desarrollar la misma... esto ciertamente en mi opinión puede interpretarse como el fin para 3 000 personas que vienen trabajando en la costa y el fin de un tercio de billón de dólares de impacto económico para las comunidades costeras”.

Robin Austin, MLA por Skeena, quien presidió en comité, dijo que el comité primero debe proteger al salmón salvaje.

“Los nuevos demócratas deben actuar de acuerdo a los intereses del salmón salvaje y de hacer a la industria de la acuicultura más sostenible” dijo Austin. “Este informe es una visión factible para la sustentabilidad ambiental y económica en nuestras costas”

El insistió que un tiempo de cinco años es adecuado para que la industria se adapte a otros desafíos técnicos. Si el gobierno de BC provee otros $ 2 a 5 millones en subvenciones federales para desarrollar la crianza de salmón en sistema cerrado, los métodos podrían ser encontrados a tiempo, dijo Austin.

“Con esto British Columbia se convertirá en el líder mundial en el desarrollo de productos mas sostenibles y eco-amigables” dijo Austin.

Grupos ambientales de acuerdo

“Estamos muy felices de que el comité escuche y esta recomendando la acción basado en el peso de la evidencia científica que puntualiza las fallas insuperables de la tecnología de cultivo en jaulas” dijo Craig Orr de Watershed Watch en un comunicado publicado por la Coastal Alliance for Aquaculture Reform, un grupo de organizaciones ambientalistas.

“La transición a los sistemas cerrados podría eliminar los impactos ambientales causados por las jaulas, como las epidemias del piojo de mar, muertes de leones de mar y focas, y el escape de los peces en cultivo”

La industria esta en desacuerdo, citando que los sistemas cerrados son limitados, caros y no son eficientes en el uso de la energía.

“Esperábamos mayor innovación, recomendaciones originales provistas para la continuidad de una industria viable fuerte, mientras se busca la sostenibilidad” dijo Clare Backman de Marine Harvest.

“El paso inmediato es revisar las recomendaciones en detalle y proveer nuestra perspectiva al gobierno y a las partes interesadas. Haciendo conocer que nuestro interés es asegurar que nuestras prácticas son ambientalmente apropiadas y económicamente viables, pero sin depender de la tecnología en sistemas cerrados que históricamente han fallado, a pesar de sus prometedores resultados” informó Backman.