Alberto Varela
La Coruña (Agroprofesional). El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, ha defendido esta mañana la decisión tomada por su gobierno de no permitir la construcción de piscifactorías en espacios Red Natura, circunstancia que ha provocado que la mayor planta de rodaballo del mundo se vaya a construir en Portugal.

 

Precisamente hoy Pescanova ha firmado el acuerdo con el ministerio de Economía luso para que esas instalaciones se contruyan en la localidad de Mira, en el centro del país, curiosamente en terrenos afectados por la misma catalogación medioambiental que los de Touriñán, en La Coruña, vetados por la Xunta.

Pérez Touriño ha reafirmado su apuesta por la protección del territorio y ha asegurado que “Galicia crece más y mejor” que el país vecino.

El presidente de la Xunta ha recordado, además, que el gobierno autonómico está elaborando un plan de Acuicultura para regular la instalación de este tipo de plantas y mostró su confianza en que la comunidad siga siendo un “referente” en el sector.

La piscifactoría de rodaballo de Mira tendrá capacidad para producir 10.000 kilos de rodaballo anuales, y la previsión es que genere 300 puestos de trabajo directos en la zona.

Fuente: http://www.agroprofesional.com