Madryn (El Diario de Madryn). Tal como anticipara El Diario de Madryn hace casi un mes, desembarcó en Puerto Madryn un proyecto para intentar establecer un control al avance de la invasión del alga Undaria, y hacer un aprovechamiento económico de la misma, generando a su vez puestos de trabajo.

 

La presentación fue realizada por la organización “Free Pollution”, representada en la oportunidad por su director ejecutivo Eduardo Hirata y el director científico Anselmo Soto, de profesión farmacéutico; y en esa exposición informativa también estuvieron presentes el Secretario de Pesca de la Provincia, Juan Berón; el Secretario de Ecología y Medio Ambiente de la Municipalidad de Puerto Madryn, Raúl Arranz; el delegado zonal de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, Daniel De Lamo; los concejales Jorge Iriarte y Mauricio Minor; José Ascorti, de la Asociación de Pescadores Artesanales de Puerto Madryn; Luis Núñez, titular del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación; la reconocida especialista en algas del Cenpat-Conicet Graciela Casas, así como funcionarios provinciales y municipales, en su mayoría interesados en poner freno al implacable avance que tiene este alga invasora en el fondo marino del Golfo Nuevo.

La intención es lograr un aprovechamiento integral de esta alga invasora, tanto la que llega a la costa por arribazón, como con la posibilidad de cosecharla del fondo marino. Los disertantes aseguraron que para este proceso sería necesaria la creación de nuevas fuentes de empleo, con la posibilidad de insertar el producto en el mercado internacional.

La Undaria es identificada como “la verdura” marina en Asia oriental, y en esta zona no posee predadores como en aquella región donde cuenta con el caracol Abalón, que la tiene como su alimento primordial, además del consumo humano.

La manera de hacer un control sustentable, según sostuvo Anselmo Soto, es a través de “la cosecha realizada por buzos bajo la superficie, para disminuir las praderas y así tener una menor incidencia en las arribazones, y la recolección de la que llega con esas arribazones, lo que lo haría sustentable al colocarle valor agregado para que se convierta en fuentes de trabajo y mejorar el sistema ecológico, que se vio afectado por la llegada de Undaria”.

Explicó el profesional que el alga contiene vitaminas, un altísimo valor en minerales, proteínas, lípidos, hidratos, calcio, flúor, zinc, aminoácidos esenciales y un 40 por ciento de fibras solubles, quizá lo más importante para la nutrición.

Según indicó, el alga de arribazón se puede utilizar para preparar alimento balanceado para aves y bovinos en explotaciónes intensivas, ya que actualmente comen harinas de pescado o carne, pero estas no contienen fibras solubles, por lo que les modifica su sistema digestivo. “Apenas se conoció el proyecto, aparecieron interesados en adquirir el ciento por ciento de lo que se produzca en Puerto Madryn” remarcó Anselmo Soto.

Señaló que se puede realizar el cultivo de “caracoles abalones, y alimentarlo con undaria, pudiendo ingresar a un mercado que aún no se tenía en cuenta. Cuando un pollo cuesta un dólar el kilo en el comercio internacional, el kilogramo de abalón está casi a 40 dólares y el kilo deshidratado está a unos 300 dólares”.

Fuente: http://www.diariodemadryn.com