Por: Milthon Lujan Monja.
¿Como será este año para la acuicultura? Sin duda que la acuicultura viene convirtiéndose en una importante actividad debido a que contribuye con la generación de empleo, divisas y con la seguridad alimentaria en los países que se viene practicando.
Durante el 2011 la acuicultura seguirá creciendo en términos de producción; no obstante, tendrá que enfrentar algunos problemas y oportunidades:

a. Incremento de precios de la harina y aceite de pescado
Las capturas pesqueras en Perú no han sido del todo satisfactorio; al parecer existen problemas con el tamaño del recurso, lo que permite concluir que no se cumplirá con el volumen de cuota establecido para la segunda temporada de pesca de 2010 (empezó en noviembre). Esto va a generar un desabastecimiento de harina y aceite de pescado con los cual los precios de estos insumos se incrementaran y por ende impactarán en los costos de producción de los productores acuícolas.

b. Impacto de la temporada invernal en el hemisferio norte
Una gran parte del hemisferio norte (principalmente EEUU y Europa) están padeciendo una temporada invernal sin precedentes; aun no se vislumbra el impacto que tendrá sobre la producción agrícola (principalmente de insumos para los alimentos acuícolas) y sobre la producción de alimentos en general (incluida la acuicultura).

Las dificultades se generaran cuando los precios de algunos insumos se incrementen generando un aumento de los costos de los alimentos acuícolas.

c. Crisis mundial
A pesar de los esfuerzos que vienen realizando los países en desarrollo para superar la crisis mundial hasta la fecha solo se han logrado avances no significativos, inclusive en las últimas semanas se ha incrementado el riesgo de que países como Portugal, Irlanda y España tengan dificultades económicas. La Unión Europea es uno de los principales mercados para los productos acuícolas, y por lo tanto cualquier problema puede afectar su demanda de productos acuícolas.

d. China: ¿un nuevo mercado para los productos acuícolas?
Para nadie es un secreto que China va rumbo a convertirse en una nación en desarrollo, y como consecuencia de esto un buen número de sus ciudadanos viene superando la línea de pobreza, con los cual sus hábitos de alimentación vienen cambiando y por lo tanto requieren de mayor cantidad de alimentos. Esto apertura una nueva oportunidad para los productos acuícolas. Aun cuando en la actualidad, China es el mayor productor acuícola en el mundo, la mayor parte de esta producción se viene comercializando a nivel local.

Este nuevo escenario puede aperturar oportunidades para los acuicultores en otros mercados que China deje de proveer.

e. Pangasius: conquistando nuevos mercados
El pangasius seguirá compitiendo con las producciones pesqueras y acuícolas locales, tiene a su favor su bajo precio y la versatilidad de su carne, en contra tiene que no es una especie conocida y una publicidad negativa en términos de como viene siendo cultivado.

Los productores acuícolas locales tendrán que competir con esta especie debido a que viene ingresando de la mano con las grandes cadenas de supermercados. En este sentido, una alternativa es innovar en nuevos productos, generar marcas o denominaciones.

f. El regreso de la salmonicultura chilena
A finales de 2011, la salmonicultura chilena recuperará sus niveles de producción anteriores al virus ISA esto generará una mayor competencia y probablemente empuje los precios hacia abajo, va a ser un poco complicado que Chile vuelva a recuperar sus mercados; sin embargo, la variable precio (sobre todo el tiempos de crisis) va a ser un factor de competitividad importante.

No obstante, los últimos informes de SERNAPESCA hacen temer un rebrote del virus ISA lo que podría afectar la recuperación de la industria salmonera chilena.

g. ¿Y el camarón?
Los camaroneros tuvieron un año 2010 excepcional, debido a factores como enfermedades en algunos países productores pero sobre todo por el derrame de petroleo en el Golfo de México. Sin embargo, este 2011 no se presenta muy alentador en términos de mercados debido a que aun persiste la crisis económica y a que, ya se superó el problema de derrame de petroleo lo cual va a permitir un abastecimiento mayor de camarón silvestre, con lo cual los precios del camarón bajaran.

Estas son algunas de las perspectivas para este 2011, existen oportunidades y desafíos. El acuicultor debe estar preparado para afrontar los diversos escenarios que se le presentan.