Los efectos perjudiciales del piojo de mar sobre los salmones salvajes y juveniles vienen empeorando, de acuerdo a varios estudios científicos de co-autoría por el biólogo y el director de Salmon Coast Field Station.

 

“Estos peces no pueden tener piojos” dijo Alexandra Morton. “El problema es que no se puede controlar todo. Estamos perdiendo nuestros salmones salvajes en los lugares donde se ubican las granjas de salmón” dijo Morton, quien es miembro del equipo de investigación del piojo de mar del departamento federal de pesca y océanos.

El Salmon Coast Field Station en el archipiélago de Broughton es el hogar de los proyectos de investigación sobre el piojo de mar de la University of Alberta, Simon Fraser University y la University of Victoria, que incluye a más de 30 investigadores.

Algunas conclusiones de los estudios son:

- Los piojos de mar son epidemia solo en las áreas de la costa en donde existen granjas de salmón.
- El piojo de mar desaparece cuando las granjas de salmón son removidas.
- Los juveniles del salmón salvaje acumulan piojos de mar cuando ellos pasan cerca de las granjas de salmón, a lo largo de sus rutas de migración.
- Solo un piojo maduro puede matar a un salmón joven.

Morton dijo que los estudios fortalecen la remoción de las jaulas de salmón de las áreas de la costa de British Columbia, donde el salmón salvaje ingresa al océano y es más vulnerable.

A pesar del uso de químicos anti-piojos, como Slice en las jaulas de cultivo, un estudio reciente de Morton y Martin Krkosek del Centre for Mathematical Biology en la University of Alberta, encontraron que el 80% de los salmones salvajes se infectaron con piojos de mar al finalizar sus rutas de migración, que tenían múltiples granjas.