SÍLVIA BERBÍS
Tarragona (El Periódico). La Conselleria d'Agricultura, Alimentació i Acció Rural ha anunciado un plan cuatrienal que comportará una inversión global de 4 millones de euros para mejorar los procesos productivos y diversificar la producción acuícola en las bahías del delta del Ebro.

 

Una de las principales actuaciones irá destinada a resolver los problemas de mortandad que registran periódicamente los mejillones y las ostras, los dos cultivos primordiales, debido al exceso de temperatura del agua y las anoxias (falta de oxígeno).

Entre las propuestas del Govern está la remodelación de las mejilloneras y las naves de manipulación de moluscos. También prevé impulsar las obras de reforma del puerto de L'Illa de Mar y el dragado de la bahía del Fangar, que pierde profundidad, lo que repercute negativamente en la producción, según ha explicado el director general de Pesca i Afers Marítims, Martí Sans. El plan contempla asimismo la búsqueda de soluciones al problema del vertido a las bahías de aguas con alto contenido de pesticidas procedente de los arrozales del delta.

Los productores de moluscos consideran prioritarias las actuaciones para mejorar las condiciones de las zonas de cultivo y evitar el cierre de las bahías por pérdida de salubridad. "Esto es clave para ampliar la producción", afirma el presidente de la asociación de productores de Els Alfacs, Agustí Bertomeu.

El sector ha acogido con entusiasmo el plan cuatrienal propuesto. "Es la primera vez en muchos años que se atienden nuestras reivindicaciones", asegura Bertomeu. El presidente de la asociación del Fangar, Ramon Carles, califica de "muy positivo" el conjunto de actuaciones en la bahía, "que se cierra progresivamente por la entrada masiva de arena, lo que disminuye paulatinamente el rendimiento de las mejilloneras".

Fuente: http://www.elperiodico.com