Sucre (La Hora). El Instituto Nacional de Pesca analiza los efectos tóxicos de una mancha roja de algas con altas concentraciones de químicos que apareció en el estuario del río Chone. Esa anomalía mató a cientos de peces que aparecieron en la playa de los cantones San Vicente y Sucre.

El responsable de la Capitanía del Puerto de Bahía de Caráquez, Leonardo Palomeque, expresó que se mantiene la alerta a los pescadores para que todavía no lancen sus redes al agua; sin embargo, éstos retomaron labores el pasado miércoles.

Entre las autoridades hay el temor de que los peces capturados puedan afectar al organismo humano, razón por la cual pidieron al hospital de Bahía de Caráquez que informe oportunamente sobre algún tipo de intoxicación asociada a los productos del mar.

Anunció que en el último reporte del monitoreo de la mancha se pudo establecer que se está dispersando y tiende a desaparecer, pero la observación continúa para poder descartar totalmente alguna alteración del medio marino.

La marea roja apareció el pasado 11 de mayo, cuando se reportó la presencia de miles de peces muertos. Una comisión especializada conformada por técnicos de la Marina, Programa de Manejo de Recursos Pesqueros, municipios de San Vicente y Sucre e Inspectoría de Pesca realizaron las primeras investigaciones.

Fuente: http://www.lahora.com.ec