Puerto Montt (El Llanquihue). Sólo la esperanza en una distribución equitativa de los recursos prometidos por la Presidenta de la República en su último discurso del 21 de mayo, anima a los dirigentes de la Asociación Gremial de Algas Chile.

La institución dirigida por Juan Felipe Ojeda Gómez, dio a conocer a la opinión pública su reclamo porque nunca se les ha entregado el apoyo de las autoridades, pasando a ser un gremio abandonado a pesar de ser pioneros en la constitución de un sindicato de algueros o pelilleros.

"Nunca los recursos del Estado nos han llegado", aseguró el dirigente, junto al secretario Juan Salvador Santana, entre otros. Recordaron que siempre los fondos van a la pesca artesanal, pero esta tiene subsectores como los demersales (peces), bentónicos (mariscos) y los algueros. Son estos últimos los que piden igualdad de derechos frente a la distribución de los recursos.

Los dirigentes contaron que el Estado entrega fondos vía Sercotec, Profo, Corfo, Fondos de Fomento Pesca Artesanal, "pero no hay ningún programa específico para los algueros", dicen insistiendo en que son un aporte a la economía regional y exigen el reconocimiento.

Según explicaron, su producción anual entre las zonas de Ancud, Maullín, Calbuco y Puerto Montt, alcanza a las 22 mil toneladas anuales y por kilo les están pagando actualmente un precio que no supera los $40 el kilo, de los $80 que les pagaron en algún momento, por lo que también esperan hablar con el poder comprador, ya que existe "manipulación de precios" a través de intermediarios.

La idea es que los valores no sean oscilantes por los perjuicios que les ocasionan. Hoy un alguero no gana más de 80 mil pesos mensuales y con ayuda de la familia completa podría llegar a los 200 mil pesos.

Para buscar soluciones a sus problemas, están organizando un seminario que se efectuará a fines de junio en el Salón Azul de la Intendencia Regional -con invitación abierta a todos los vinculados con la actividad-, donde expondrán a las autoridades de gobierno su propuesta.

Entre otras, está el planteamiento oficial al Gobierno de la necesidad de un aporte del Estado para la adquisición de secadores de algas y bodegas de acopio, además que el Fondo de Administración Pesquera (FAP) sea equitativo para diferentes programas y proyectos de su sector.

En estos momentos, están en conversación con la empresa Mares Chile para la capacitación en el aprendizaje, formular proyectos y poder optar a recursos. Asimismo, pedirán revisión de patentes acuícolas, ya que consideran que tienen un valor muy alto. Ellos pagan 2 UTM por hectárea (alrededor de $64 mil), lo mismo que los salmoneros, según denunciaron.

Fuente: http://www.diariollanquihue.cl