España continua siendo uno de los principales actores en el comercio global de alimentos de origen acuático, en términos de consumo y producción, según los ilustró el último informe de FAO.

España es el tercer importador de alimentos de origen acuático, gastando US$ 7.1 billones en pescado durante el año 2008. Japón permanece en el primer lugar, con US$ 15 billones en productos pesqueros importados en el 2008.

El camarón blanco continúa siendo el principal producto en términos de valor, representando el 15% del comercio internacional de alimentos de origen acuático; España fue el principal mercado en Europa.

El calamar, la sepia y el pulpo representan el 4% del total del comercio internacional de seafoods, con España, Italia y Japón como los principales importadores de los tres productos.

España se ubica como el noveno exportador de alimentos de origen acuático; China es de lejos el mayor exportador.
Sin embargo, la producción de la acuicultura continua incrementándose en todo el mundo y representa un gran porcentaje del consumo mundial de alimentos de origen acuático, los alimentos de cultivo producidos en España, como en Francia y Japón, no crecieron en la última década tan rápido como en décadas previas. Esta década, se espera que la mayor parte de la producción acuícola provenga de Asia.