Por: Jamie Stewart y Ram C. Bhujel
Aquaculture Asia Magazine (April – June) Vol XII No 2 : 12  - 17
Traducción: Aquahoy

El crecimiento de la acuicultura

La acuicultura es una tradición mundial que se inició hace 4000 años, cuando las primeras técnicas de crianza de peces fueron desarrolladas en China. El conocimiento de los inicios, pequeñas técnicas de acuicultura fueron llevados a los países vecinos por los emigrantes chinos, durante la edad de forma oral, la práctica llego a Tailandia a través del Sudeste de Asia, donde la acuicultura venia siendo práctica por alrededor de 400 años.

La práctica continuó, con la producción incrementándose sostenidamente en los años del siglo XX. La acuicultura provee rápidamente de una fuente barata de proteína para los productores a pequeña escala en la zona rural de Tailandia, con estanques de cultivo pequeños que requerían poco mantenimiento. Con los avances en el conocimiento y el inicio de la práctica, tuvo lugar un aumento en la producción.

 

De acuerdo a estadísticas proveídos por la Fisheries Global Information System (FIGIS), la producción total del la acuicultura en Tailandia fue de solo 24 000 t en 1950, con un fuerte incremento en 1960, seguido por otro incremento a finales de los años 80. La producción total de peces se incremento un 800% en los últimos 20 años. En el 2004, la producción de la acuicultura en Tailandia estuvo cerca del 1.2 millones de toneladas, el cual mantiene al país en la séptima posición de los principales productores mundiales de la acuicultura en el mundo y conduce a Tailandia a ser el centro de negocios en acuicultura. Por comparación, la pesca en Tailandia viene siendo impredecible desde los años 50, y se ha estancado desde mediados de los años 90. Las principales producidas a través de la acuicultura son el camarón marino (Litopenaeus vannamei), el pez cabeza de acero (Channa spp.), catfish (Clarias spp.) y tilapia (Oroechromis niloticus). Tailandia es uno de los líderes mundiales en la producción de camarón, con exportaciones valorizados en cerca de US$2 billones. La tilapia del Nilo se viene convirtiendo en la principal especie de cultivo producida para el consumo dentro de Tailandia. Esto se debe a su fácil crianza, rápido crecimiento, sabor y resistencia a enfermedades, entre otros factores. En suma, el gobierno, las ONGs y el sector privado vienen jugando un importante rol en la promoción de tilapia para la población, como una fuente barata de proteína. Sin embargo, esta escala de producción masiva no considera en sus costos al ambiente. Grandes áreas de manglares vienen siendo destruidos, algunos de los cuales para construir granjas de camarón, con el objetivo de incrementar la producción.

 

Tailandia, refleja el crecimiento sostenido en Asía y todo el mundo, los resultados de la serie de avances tecnológicos, conducen a una práctica más intensiva de crianza, además de crecimiento de la población mundial y el inevitable incremento en la demanda porla seguridad alimentaria. La población de Asía fue estimada en 3.95 billones en el 2006, según estadísticas de UN. Esto representa el 60% de la población mundial, y la tendencia es a seguir creciendo.

 

En estas naciones en desarrollo de Asía, Tailandia entre ellos, la necesidad por la seguridad alimentaria es de suma importancia. Por lo tanto, la introducción de la acuicultura y el incremento de su producción e intensidad es una respuesta económica para la escasez de proteínas en todo el mundo.  Las estadísticas de la Food and Agricultura Organization (FAO) muestras que nueve de los 10 principales países productores en acuicultura se encuentran en Asía. Los datos FAO para el 2004 mostraron que cerca de la mitad del total de pescado consumido en el mundo son producidos por la acuicultura, el sector de producción de alimentos de más rápido crecimiento. Se anticipa que esta producción se incrementara más para satisfacer la demanda creciente por alimentos marinos, debido a que más personas están cambiando hacia el consumo de alimentos marinos y a la carne de pequeños animales, y debido a que la industria avícola continuamente sufre problemas como la gripe aviar. Para complicar el tema de la seguridad alimentaria en el futuro, los investigadores recientemente pronosticado el colapso de la pesca marina para el 2048, si las tendencias actuales continúan. Esto no indica que si queremos tener pescado en nuestras comidas, necesitamos incrementar el crecimiento de ellos.

 

Preocupación ambiental
Así como cualquier práctica que interactúa con el ecosistema que los rodea, y esta práctica se difunde más y más,  y se incrementa la intensidad a escala internacional, el impacto ambiental de incrementa de la misma forma.

 

Los tipos de impactos ambientales de la acuicultura han sido investigados y documentados. Ellos van desde la descarga de efluentes y productos de desechos que contienen altos niveles de nitrógeno (N), fósforo (P) y residuos químicos, en las aguas cercanas, conduciendo a cambios en los ecosistemas naturales, a conflictos por el uso de agua y suelo. Respecto a la viabilidad de los sistemas de acuicultura, el efecto sobre el ambiente puede ser minimizado si el sistema es cerrado, y/o integrado en los sistemas de crianza existentes, por ejemplo, cultivo en los campos de arroz. Los tanques de recirculación también ayudan a minimizar los impactos a través del uso eficiente del agua.

 

De este modo, la producción cambia hacia formas más intensivas de acuicultura, sin embargo, particularmente en el caso del cultivo en jaulas, el cual es por su naturaleza un sistema abierto, libera productos de desechos directamente a las aguas que los rodean, se incrementara inevitablemente el impacto ambiental. Para que la producción de la acuicultura continué creciendo en los próximos años, se debe mantener en orden con el crecimiento de la demanda mundial de proteínas, este crecimiento debe ser controlado dentro de una estructura ambientalmente sustentable. Si los ecosistemas que son utilizados para el desarrollo de la acuicultura y los ecosistemas que los rodean son disminuidos debido a la incapacidad para contener los impactos de las actividades humanas, luego el potencial para el crecimiento de la acuicultura, o aun el crecimiento a la tasa actual, podría perderse por generaciones.

 

Reacción global

La reacción global a la necesidad para la sustentabilidad ambiental en la acuicultura, se ha manifestado en el desarrollo de una variedad de sistemas de gestión ambiental. La mayoría de naciones han adoptado varios niveles de Estudios de Impacto Ambiental (EIA) para los nuevos emprendimientos en acuicultura. Este rango en la severidad del EIA, como una necesidad legal para toda la acuicultura costera (Australia, USA y muchos países europeos), hasta el no requerimiento de EIA, como fue el caso en Tailandia. Generalmente, los países han adoptado el EIA como un requerimiento para las explotaciones de cierto tamaño e intensidad. Sin embargo, como es el caso en una sociedad capitalista en el cual las personas buscan las ganancias, donde hay una necesidad por el cambio y desarrollo, existe una oportunidad para aquellos que puedan proveer los medios para el cambio, para obtener beneficios a través de sus prácticas. Como resultado, las Buenas Prácticas en Acuicultura (GAP) y la Buenas Prácticas de Gestión (GMP) han sido recientemente desarrollados en varios países, incluido Tailandia y las leyes/regulaciones relacionados a estos vienen siendo reforzados, especialmente para el cultivo de camarón. No solo para los sistemas de cultivo, también existen mecanismos de cuarentena en cada país para controlar el movimiento internacional de especies de peces y las enfermedades causados por organismos asociados a ellos.

 

Aprovechando el desarrollo de la acuicultura - ¿Quién esta en lo correcto?

Los conflictos sobre el aprovechamiento a través del crecimiento de la acuicultura son un resultado de las originales razones para el desarrollo de la acuicultura, y la distribución de destrezas en todo el mundo; la intención original fue proveer seguridad alimentaria a pequeños productos, con la finalidad de reducir la pobreza a escala global. Desde un punto de vista socio-cultural, la acuicultura estuvo masivamente orientada a este objetivo. Sin embargo, la necesidad para métodos de cultivo progresivamente intensivos en algunas áreas viene guiando a los productores a pequeña escala, proveyendo una fuente de proteína a la comunidad local, a la búsqueda de una fuente de ingresos, o la implementación de negocios. Los métodos intensivos de crianza requieren de altos niveles de tecnología, y comodidades superiores a los que los productores a pequeña escala puedan proporcionar.

 

Existen casos a través del cual las empresas más grandes, que se encuentran a la búsqueda de mayores márgenes de ganancia que la acuicultura intensiva les pueda otorgar, vienen estableciendo contratos con los productores locales ofreciendo inadecuados ingresos a los productores. Por ejemplo, en el centro de Tailandia, los productores a lo largo del canal Klong 13, fueron contratados por una empresa grande para comprar los alevinos de la empresa, y luego venderle a la empresa los peces con tamaño comercial, a los precios que la empresa considere, virtualmente convirtiendo a las comunidades de productores en empleados de la empresa. Es justo decir que los productores tuvieron el derecho de rechazar la firma de su libertad económica, y que ellos pueden beneficiarse de los acuerdos, sin embargo, es difícil para los productores a pequeña escala el competir con empresas más grandes, al menos que ellos se una. En Pathumthani, la formación de una cooperativa de 50 miembros permitió lograr su independencia financiera. Una vez que la empresa grande es removida de la ecuación, los márgenes de ganancia de la empresa, pueden retornar a la comunidad local, así se orienta hacia las buenas intenciones originales del desarrollo de la acuicultura.

 

Es también posible para empresa o individuos la generación de ganancias a través del desarrollo de la tecnología necesaria para limitar el impacto de la acuicultura sobre el ambiente, sin limitar la producción si la investigación y el desarrollo se realizan como parte de una empresa privada. Por ejemplo, en Mbour a 80 km de Dakar, Senegal, una empresa francesa, ‘Institut de recherche por le Developpement’ (IRD), ha diseñado y construido un prototipo de un sistema cerrado, un sistema de reciclaje en acuicultura, para la crianza de tilapia. El sistema es un ejemplo para el resto del mundo. El alimento no consumido y los desechos de los peces son mineralizados y usados como nutrientes para el fitoplancton. El fitoplancton es consumido por el zooplancton, estos a su vez son reciclados como alimento para las tilapias juveniles. El sistema es denominado “SARI” (Systeme Aquacole Recyclage Integral). SARi requiere solo de una pequeña cantidad de alimento de peces, no emite efluentes, y protege al pez de los peligros de la contaminación en las áreas circundante. SARI puede ser un paso importante en la dirección correcta a la seguridad alimentaria de la creciente población mundial. Este es económico y posible de desarrollar a una escala masiva. El sistema es, sin embargo, protegido por las leyes de patente. Con la finalidad de buscar la protección de sus ideas competitivas, es un práctica estandarizada por algunas empresas el de proteger sus nuevas invenciones mediante informes y clasificación con las correspondientes oficinas de patentes de sus países. Esto da a la empresa la oportunidad de recuperar los gastos financieros realizados durante la investigación y desarrollar etapas de su producto o idea, dándoles a ellos los derechos exclusivos durante un periodo de tiempo. Esto también les da el derecho de cobrar regalías a aquellos que usan su producto o idea, limitando el acceso a aquellos quienes pueden pagar.

 

Desarrollo público versus desarrollo privado
El desarrollo tecnológico en algún campo puede beneficiar al sector si estos son realizados por el sector público. Por ejemplo, la investigación en avances tecnológicos de la acuicultura que continuamente realiza el Asian Institute of Technology (AIT), ubicado a 40 km al norte de Bangkok, afilia a agencias gubernamentales, organizaciones internacionales y el sector privado como socios. Mientras que los fondos frecuentemente se invierten en el sector público, se han logrado algunos avances para beneficiar a la industria de la acuicultura. Estos desarrollos incluyen la incubación artificial de huevos de tilapia y la crianza de alevinos desde la fertilización, lo cual contribuye al incremento de la producción de tilapia, los cuales son inadecuados para la acuicultura ha alta intensidad; y el desarrollo de descendencia puros machos a través del uso de la metiltestosterona, una hormona de reversión sexual. En el caso de la crianza de tilapia, se prefiere la descendencia de todos machos, debido a que la tilapia se reproduce desde tallas muy pequeñas, incrementando la competencia por alimento y limitando el número de la población que alcanza la talla comercial. Los machos crecen un 25% más rápido que las hembras. Aunque la metiltestosterona viene  siendo criticada, las investigaciones realizadas han demostrado que el impacto es mínimo. Como los avances fueron alcanzados en el sector público, la tecnología es comúnmente difundida con rapidez, a través de Tailandia. Como las investigaciones dentro de las instituciones públicas son financiados por la población, no hay investigación y costos de desarrollo que sean refinanciados, como en el sector privado. Además la tecnología, puede ser protegida para los que se pueden beneficiar de ella dentro del sector privado, cuando se encuentra en las primeras etapas de desarrollo.

 

Conclusiones
En las últimas dos décadas, la producción de la acuicultura mundial creció de 13 millones de toneladas a 60 millones de toneladas, y la práctica mantiene un rol vital en el futuro de la seguridad alimentaria debido al crecimiento de la población mundial. Si el crecimiento de la acuicultura continua en Tailandia y el resto del mundo, las estructuras para apoyar y sostener del ambiente natural que los rodea deben ser puestos en primer lugar, en países en donde aun no se han aplicado.

 

La Evaluación de Impacto Ambiental no es un ejercicio costoso y, provee un sistema por el cual las nuevas operaciones son valoradas en su eficiencia y precisión, los beneficios a largo plazo podrían ser invaluables. La acuicultura no puede continuar creciendo a la tasa actual, impulsados por aquellos entusiastas beneficios de una fuente de producción de proteína más barata, completamente incontrolado por las preocupaciones ambientales. Si esto ocurre, nosotros destruiremos la capacidad para el crecimiento y desarrollo de la industria.

 

Junto con estas medidas para proteger el ambiente natural, la acuicultura debe ser gestionada desde una perspectiva sociocultural. A través de esto no es posible impedir la participación de las empresas más grandes en acuicultura, esto podría beneficiar a las comunidades locales, y las relaciones de las comunidades con estas corporaciones, si un porcentaje mayor de los ingresos fueran canalizados a las comunidades responsables de la producción. Por ejemplo, las beneficios podrían ser usados para financiar investigaciones locales, con la finalidad de maximizar la producción de la acuicultura dentro de un área en particular o comunidad, bajo el marco de una estructura de sustentabilidad ambiental, beneficiando a la empresa y la comunidad en el presente, y asegurando el futuro de las nuevas generaciones.

 

Los programas de desarrollo podrían ser asumidos en comunidades, en donde no vienen siendo instigados, para orientar a los pobres a la práctica de la acuicultura, a través de sistemas de estanques pequeños y cerrados, retomando de esta forma los orígenes de la acuicultura, y conduciendo a los pobres en las zonas rurales a la nueva fuente de proteína. Estos programas vienen siendo implementados en Bangladesh y otros países en desarrollo a través de Asia y África por organizaciones como Food and Agricultura Organization (FAO), con éxito.

 

Finalmente, los avances tecnológicos en acuicultura, que benefician el crecimiento necesario para la seguridad alimentaria de una población creciente, pero que no afectan adversamente al ambiente, podrían estar disponibles a una escala internacional. Debemos tener en cuenta, que si a las empresas del sector privado no se les permite obtener ganancias de sus emprendimientos vía una estructura legal, como un sistema de patentes, se requerirá de mucha investigación y desarrollo. La investigación y desarrollo dentro del sector privado es beneficioso, y por lo tanto deben proveerse incentivos que fomenten las investigaciones. Por consiguiente, más fondos debería proveerse para investigación y desarrollo dentro del sector público, a través de agencias gubernamentales o empresas del sector privado, quienes pueden beneficiarse de los avances en la tecnología acuícola. Estos beneficios podrían luego ser canalizados a la investigación y desarrollo público, y/o al desarrollo de la acuicultura local. Cuando se combinan, estos sistemas benefician a todos los medios dentro de cuales nosotros participamos, incluido el medio natural, socio-cultural y socio-económico.


Mr. Jamie Stewart, a trainee journalist, was in Thailand as a short-term intern working with Ram C. Bhujel, PhD, Senior Research Scientist and Affiliated Faculty at Aquaculture and Aquatic Resources Management (AARM), Asian Institute of Technology (AIT), Klong Luang, Pathumthani 12120, Thailand.
For more information email to:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..