La Universidad de RMIT viene  desarrollando una vacuna contra la bacteria Edwardsiella ictaluri, para incrementar la rentabilidad de la crianza de catfish, variedades tra y basa, en Vietnam.

 

El jefe de Ciencia Aplicada de la Universidad de RMIT, profesor Peter Coloe, dijo “La acuicultura es un elemento crítico del programa de globalización de Vietnam pata el macro nivel, y el bienestar de 10 mil familia en el nivel micro están influenciados por el éxito de la productividad a nivel de granja”.

“Por consiguiente, RMIT debe ayudar a los jóvenes científicos de Vietnam a resolver problemas que afectan a los piscicultores” agregó Coloe.

Se esta intentando desarrollar un producto que pueda ser administrado mediante inmersión de los juveniles de catfish en el agua conteniendo la vacuna. Luego los peces serían sembrados en los estanques, donde la protección podría prolongarse hasta que alcancen el peso comercial.

La estrategia de los investigadores es hacer que la cepa de la vacuna sea capaza de invadir el pez e inducir la inmunidad, pero sin causar la muerte del pez. La mejor vacuna se hace de bacterias vivas, debido a que ellos estimulan todos los tipos de inmunidad, dando a los peces una mayor protección que con otros métodos.

El profesor Coloe y Phan Ngoc Tuy, un candidato a PhD, están trabajando con especimenes de peces de Vinh Long y Can Tho. Ellos creen que la sobrepoblación de los estanques de cultivo puede contribuir con la diseminación de bacteria dentro de las poblaciones de peces.

Ellos compararon dos estanques, sembrados con 90 y 30 peces por metro cúbico, y midieron los modelos de alimentación en ambos.

“Es claro que en el estanque con 90 peces m-3, la calidad de agua fue mucho menor y hubo una mayor predisposición a que los peces sucumban a la enfermedad. Esto probablemente se deba a la disminución en la eficacia de conversión de nutrientes” dijo Phan.