(Abierta Tv). Alcanzar las dos mil hectáreas que produzcan unas seis mil toneladas de pescados es la meta que el Gobierno pretende alcanzar en cinco años, para lo cual fortalece varias facetas de la actividad piscícola.

 

En el marco de la capacitación, partieron rumbo al estado de Santa Catarina, Brasil, casi medio centenar de pequeños productores de la zona norte, de localidades como Laguna Naineck, otros del sur provincial, y también de Subteniente Perín y El Quebracho, además de estudiantes universitarios. La mayoría es gente que está trabajando en una baja escala y que se percibe desde el Estado que debe tener capacitación en calidad y manejo de agua, de peces, sobre enfermedades y nutrición.

"Sobre todos estos temas podrán obtener conocimientos a través de las ponencias de importantes especialistas pertenecientes a un centro de entrenamiento donde se capacita a productores y técnicos. Estarán exponiendo ante nuestra gente varios extensionistas, que se encargan de llevar la tecnología a la finca del productor", explicó el asesor general y especialista en materia piscícola del Ministerio de la Producción, Néstor Mario Gromenida, quien estuvo acompañado poco antes de la partida por el titular de la cartera, Luis Basterra.

Dar el gran salto

Para Gromenida "llegó la etapa de dar el gran salto a este proyecto que comenzó hace ya catorce años. Está todo dado para que la piscicultura en Formosa sea desarrollada en otra escala", y que esta visita Brasil puede servir para "incentivar aún más a nuestra gente".

"Hoy sabemos que y como hacer, tenemos mercados, y estamos fortaleciendo la capacitación en el manejo de estanques, calidad de agua, y lo que requerimos es ver otras realidades en países mucho más desarrollados como es el caso de Brasil, donde existe todo un sistema de producción y esquema técnico de asesoramiento, un gran avance en comercialización", refirió, para insistir en que "pretendemos tomar esta visión para que nuestra gente alcance a dimensionar los potenciales de esta actividad productiva".

Sobre la realidad piscícola formoseña, Gromenida señaló que "tuvimos dos años flojos producto de la sequía, aunque ahora nos encontramos en una etapa de despegue y con un horizonte de crecimiento interesante. Y en esto mucho tiene que ver con el enorme potencial que tiene la provincia, además que se trata de un mercado que crece día a día, donde existe una demanda permanente e insatisfecha".

Afirmó: "Queremos alcanzar unas dos mil hectáreas productivas en piscicultura en cinco años, y llegar a una escala de unas seis mil toneladas de pescados, y esa cantidad se vende en el país sin pensar en exportar. Es que Argentina esta ávida de peces, la pesca de río y la marina es cada vez menor, todos sabemos los inconvenientes que existen, y ante este escenario, esta asentándose cada vez más a la piscicultura, por eso soy un convencido de que seguiremos creciendo".

Aclaró que "si bien en Formosa está mejor posicionando en pacú ya que se logró un importante marketing y se trata de una especie nativa, y pienso que se debe continuar como la variedad principal, pero a medida que surjan posibilidades de incorporar mercados surgirán otras como las tilapias, el bagre, la carpa, etcétera".

Destacó el hecho de que "en la provincia en materia de piscicultura se han obtenido en poco más de una década de incursionar en la actividad más logros que en otras zonas, alcanzando a desarrollar unos ocho sub-productos del pacú y con una visión de crecimiento importante".

Dimensionar

César Murdoch, productor de la finca piscícola de Isla Pe, sostuvo que "tenemos las expectativas de que los formoseños tomen la real dimensión de lo que representa esta actividad y la importante rentabilidad que genera, que despierten y se aproveche las bondades naturales y también las grandes e importantes obras de infraestructura que ha ejecutado el Gobierno".

Ponderó que "es promisorio observar las ganas de los productores en incorporar esta actividad, y pienso que de manera progresiva se irán fortaleciendo las producciones existentes y se sumarán otras".

Significó el hecho de que "con poca inversión se puede alcanzar a producir unos tres mil kilos de pescado por hectárea, y para llegar a esa meta el aspecto de capacitación es fundamental. Por ello ver a muchos jóvenes e intendentes y productores de localidades como Perín o El Quebracho, resulta algo alentador y nos hace pensar con bastante certeza que están dadas las condiciones para dar un vuelco fundamental".

Fuente: http://www.abierta.tv