Por: Milthon B. Lujan Monja.
Sin duda que la gastronomía peruana esta viviendo un “boom”; en menos de una década se ha convertido en una de las nuevas promesas de la gastronomía mundial. Uno de los platos estrella en la gastronomía peruana es el ceviche, plato que se consume con carácter casi “obligatorio” con familiares y amigos. Asimismo, muchos de los platos bandera requieren del pescado o mariscos como insumo principal.


El crecimiento de la gastronomía peruana esta llevando a un incremento en la demanda por los alimentos de origen acuático; la misma que no puede ser sostenida por los niveles actuales de explotación de los recursos pesqueros. Es común observar en los mercados la comercialización de especies acuáticas con tallas menores a las autorizadas.

Esto ha llevado a que Gastón Acurio, un reconocido chef peruano, representante de la Sociedad Peruana de Gastronomía (APEGA), y reconocidos Biólogos peruanos, inicien una campaña para iniciar una “veda” indefinida sobre el recurso concha negra, debido a la lamentable situación en la cual se encuentran los bancos naturales de este recurso.

El problema de la sobrexplotación de los recursos hidrobiologicos es común en muchas especies acuáticas que sustentan el actual “boom” de la gastronomía peruana; y si no se encuentra una solución, los problemas se van a seguir agudizando.

Una respuesta a toda esta problemática es la implementación de planes de gestión de los recursos y el impulso de la acuicultura de algunas especies acuáticas, como la concha negra, lenguado, chita, entre otras; con la finalidad de sostener el crecimiento de las gastronomía peruana.

Lamentable son pocos los esfuerzos para diversificar la acuicultura peruana.