Sinaloa (Notimex). Industriales mexicanos y productores de mojarra tilapia denunciaron el constante ingreso a México de pescado contaminado y hasta con seis meses de congelación proveniente de China.

 

En entrevista, el secretario del Consejo Nacional de la Tilapia, Marco Antonio Cisneros, alertó a los consumidores mexicanos de la baja calidad del filete chino de pescado congelado que se expende en mercados y tiendas de autoservicio.

Por su parte el director de Cadenas Productivas de la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca), Juan Antonio Pérez, dijo que Estados Unidos es el "trampolín" para ingresar a México pescado chino porque no existe un tratado de libre comercio con esa nación asiática.

Denunció que hay una subfacturación del filete chino de tilapia para su reventa en México, "se trata de un filete de mojarra o tilapia china contaminado e infectado de animales".

Pérez aseveró que China lo vende a Estados Unidos y éste lo revende en México, lo que hace creer a los consumidores que el pescado es estadunidense.

Ambos directivos afirmaron que ese pescado ingresa al país de manera legal, lo cual representa un elemento de mayor gravedad a ese problema, ya que las fracciones arancelarias para ingresar a México productos alimenticios del mar y acuíferos son muy generales.

Por ello, indicaron, es urgente que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y la Cámara de Diputados tomen medidas inmediatas para modificar las normas arancelarias para el ingreso de esa especie.

Precisaron que cada año ingresan al país 40 mil toneladas de filete de mojarra tilapia china que tiene hasta seis meses congelado en contenedores que no cubren los estándares de higiene y sanidad, en los que incluso se han encontrado heces fecales.

La baja calidad del filete chino permite venderlo en un precio que varía entre los 30 y 70 pesos por kilogramo, mientras que México genera 70 mil toneladas anuales de mojarra tilapia y en filete, que llega a alcanzar por su alta calidad, los 80 pesos por kilogramos.

Hecho por el cual alertaron a las amas de casa y restauranteros de México a no consumir esa clase de pescado, ya que a pesar de su atractivo color blanco -obtenido por coloración artificial- es un alimento contaminado que carece de frescura.

En Sinaloa, cuatro mil familias dependen de acuacultivo de la mojarra tilapia, especie de la cual sólo se aprovecha la carne que se encuentra en el lomo, es decir 38 por ciento, y el 62 restantes es desechado.

Por ello, demandaron apoyo económico al sector para invertir en tecnología que optimice el aprovechamiento de la mojarra tilapia, que permita generar aceite de pescado, polvo de esqueleto, diesel y artículos de piel de pescado.