(Agrodigital.com). Investigadores del Instituto francés de Investigación Agraria (INRA) han obtenido 150.000 secuencias de genes de diferentes órganos (hígado, cerebro, músculo, testículos) y de diferentes situaciones fisiológicas (crecimiento, desarrollo, reproducción) de la trucha arcoiris.

 

Los primeros resultados han permitido comprender mejor los mecanismos en juego en la reproducción de la trucha.

Gracias al estudio sistemático de los genes expresados en el curso del desarrollo de los testículos, los investigadores han mostrado las nuevas regulaciones hormonales en el funcionamiento testicular de la trucha.

El análisis de la expresión de los genes ligada a la calidad de los huevos (buen o mal desarrollo) ha permitido identificar a algunos de ellos como de gran importancia en la funcionalidad de los ovocitos.

Los trabajos realizados en los diferentes estados de la diferenciación sexuales de la gónada, pone en evidencia un mayor papel de los estrógenos en la orientación hacia el sexo femenino y contribuye a una mejor comprensión de los mecanismos implicados en la diferenciación sexual de la gónada. Estos conocimientos son aplicados en la mejora de los métodos de control del sexo en piscicultura.

Estos trabajos sobre la diferenciación sexual, permiten también comprender el modo de acción posible de ciertos contaminantes presentes en el medio natural, xenobióticos calificados de perturbadores endocrinos, cuyos efectos pueden traducirse por las modificaciones del ratio de sexo de las poblaciones de peces salvajes.

Fuente: http://www.agrodigital.com