Paita (El Tiempo).  La polémica sigue. A la oposición de los dirigentes de Yacila en el otorgamiento de la concesión de la bahía para actividades de maricultura, esta semana los pescadores de Paita salieron al frente para expresar –a través de diversos medios de comunicación local- su oposición a la medida.

 

Señalan que se afectará el banco natural de la zona, donde realizan sus actividades pesqueras los pescadores artesanales de Yacila, Paita y caletas aledañas.

Una asamblea general de pescadores artesanales programarán en Paita los hombres de mar de diversas bases, para esclarecer la concesión otorgada por el gobierno central en Yacila -con fines de maricultura- en un área declarada por Imarpe en el 2003 como banco natural, y de la cual se abastecen de recursos hidrobiológicos los artesanales de Paita, Yacila y otras caletas cercanas.

Armando Paiva Morán, presidente de la Asociación de pescadores artesanales de la base el Toril, señala que el Estado estaría parcializado en este problema y no quiere dar marcha atrás con esta concesión, “quizá por las dificultades que tendrá con el empresario Pedro Trillo, pero nosotros no vamos a ser los paganos ni los sacrificados”, dijo.

Por eso, indicó que demandarán al Estado por la inconstitucionalidad de dicha concesión, así como el cuestionamiento del grupo de dirigentes que participaron en la reunión con el viceministro de pesquería, Alfonso Miranda Eizaguirre, ya que no se sienten representados por ellos.

“Frank García, Carlos Chira, Samuel Quiliche y Humberto Benites, se han reunido con el viceministro de Pesquería, pero no han llevado el consenso de las bases para este acuerdo”, manifestó. Como sustento técnico señaló que en estas zonas el calamar desova (pone sus huevos para la reproducción), y son millares de huevecillos de calamar los que se depositan en estas áreas y luego de su evolución se reproducen. “De aceptarse la concesión, ¿dónde colocarán las semillas de las conchas? ¿Encima de las del calamar?” se preguntó el dirigente.

ZONA PRIVILEGIADA
Paiva Morán señaló que desde tiempos ancestrales ha sido saludable la participación artesanal –de pesca selectiva en la zona de Paita- la cual considera privilegiada por los recursos existentes, por lo que empresarios foráneos han venido con el propósito de aprovechar esta fuente de trabajo bendecida por Dios.

Esta misma actividad logró con el transcurrir del tiempo sitiar a Paita como el primer productor de pesca de consumo humano directo, donde el principal extractor fue la pesca de consumo humano directo, pero señaló que esta actividad debe realizarse cuidando de no afectar los bancos naturales para no afectar el medio ambiente ni otros recursos. “Ya sabemos de la desaparición de la sardina, cojinova, así como la presión que aún existe sobre la merluza”, expresó.

El dirigente cuestionó además que el Estado en ningún momento ha consultado a los pescadores sobre el otorgamiento en la concesión del área. “No se ha considerando el derecho que ancestralmente tienen los pescadores sobre la zona. El Estado no puede atropellar los derechos de estas comunidades originarias, dando concesiones sin consultar la opinión de los mismos pescadores”, dijo.

Fuente: http://www.eltiempo.com.pe